¿Aragua no merece que la abandonen? Por Armando Martini Pietri

0

Las primarias en Aragua salieron mal, el fraude se impuso y sólo dejan a los maltratados y sufridos electores, dos espantosas y pésimas opciones.

Un general castro-madurista que ha sido reciclado en cargos por Chávez y Maduro, en ninguno ha hecho nada bueno y, como buen rojo rojito, salió con abundante pena, ninguna gloria, mucho real y bastante ineficiencia con méritos de docilidad, obediencia y militar de confianza.

Y un experto metamorfoseado por un montón de partidos del chavismo y de la oposición, que saltó cuando pensó que Chávez no le daba para más y Primero Justicia, tragándose todo principio de pudor, lo recibió, cobijó con impunidad y protección, e incluso lo complació en posiciones destacadas, lo abanderó para ser Alcalde de Caracas -primarias que trampeó- para después apoyarlo como vicepresidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional.

Pero la cabra siempre tira pa’l monte, dice la sabiduría popular.

El saltador de talanqueras no aguantó sus propias ambiciones y quiso ser gobernador, nivel en el cual todavía no ha tenido oportunidad de hacer daño. Para su desagrado, el que en ese momento era su último partido ya tenía aspirante. Un popular dirigente aragüeño que el oficialismo, por miedo, inhabilitó, y no podía competir en unas elecciones que todo indicaba, arrasaría. Ese líder planteó como alternativa, y fue entusiastamente aceptado, a otro reconocido dirigente, miembro del equipo que ha fortalecido al partido en la región. José Ramón Arias, activista de fuerte trayectoria.

Entonces la cabra volvió a saltar otra talanquera, deporte al cual está acostumbrado, y convirtió a su último partido en el penúltimo y, para sorpresa nacional y vergüenza de Acción Democrática en traición a su historia, no sólo aceptó al saltimbanqui, sino que -escamoteando- lo hizo candidato.

Traidor ayer, traidor hoy, traidor siempre. Injusto con los aragüeños forzarlos a votar, tras una dura historia de represión y descuido oficialista, entre un camarada de Maduro y un amigo de sí mismo.

Acción Democrática ha cometido tres errores en sucesión.

Aceptar en sus filas y dar respaldo a semejante perversidad política. Apartarse de su más importante aliado en acciones opositoras para mantener el apoyo al anti prócer de la política venezolana. Y, respaldar al líder de acciones tan deleznables y luctuosas como la Lista Maisanta, culpable de incontables infortunios familiares, violatoria de los más elementales Derechos Humanos que tanto daño hizo y hace, devastó hogares, mutiló vidas dejándolas en precarias condiciones, arruinó a trabajadores y profesionales. ¿Cómo se puede desconocer semejante afrenta?

¿Es posible obviar el hecho que la Corte Penal Internacional de la Haya investiga a su pretendiente como co-autor de la terrorífica Lista Maisanta, que la misma Corte calificó de “sistema moderno de Apartheid político en Venezuela”

Jamás se debe borrar de la memoria aquella propuesta incivil y criminal del facineroso aspirante, de atacar la marcha de la oposición en abril de 2002 con los círculos bolivarianos armados, -¿o es que también eso lo olvidó la oposición?- Como ahora, -según denuncias-, lo repitió para amedrentar centros de votación. “Tren de Aragua”.

Y quienes aún no ensordecen con sus arengas envenenadas con saña y odio, llenas de rencor y resentimiento, violencia e intimidación, sin escrúpulos contra quienes hoy lo amparan y convalidan. ¿Hay valores mucho más importantes que un pacto de ocasión?

Obligado es referirnos al episodio en el cual él y sus compinches José Albornoz (PPT) y Pedro Carreño (MVR) solicitaron al Ministerio Público la detención de los directivos de Súmate, a quienes señalaron de estar involucrados en la supuesta comisión de usurpación de funciones, instigación a delinquir y agavillamiento”, además denunciar a María Corina Machado, de incurrir en traición a la patria. ¿lo olvidaron o sufren de amnesia selectiva?

Primero Justicia se equivoca, protesta, pero no rechaza, la selección tramposa de quien fuera por breve tiempo su militante, venido de un gran salto desde el chavismo corrupto, intemperante, agresivo. Un error fue aceptarlo como integrante con tan poco confiable historia, que, además, quiso pasar por encima de una destacada trayectoria de lucha contra el castro-chavismo en ese estado, un camino de trabajo político diario e insistente de Richard Mardo y su equipo que generó tal nivel de popularidad que el régimen lo anulo.

Se debe actuar por ética y principios acompañando a los aragüeños en su lucha, y presentar esa necesaria tercera opción. Es inmoral, vergonzoso e injusto que a un estado como Aragua la oposición sólo le deje tan negativa disyuntiva. Elegir, entre pésimos, el menos. No sólo la oposición y sus partidos tienen una deuda política y moral impagable con la resistencia nacional, sino que con esta situación corren el riesgo de una abrumadora abstención.

Bien está la unidad, pero una respuesta digna le daría una cara más confiable en Aragua y el país, confianza que los partidos de la MUD necesitan como nunca. Aparte, claro, de la ventaja de conquistar un estado en el cual han hecho un esfuerzo tan persistente que, ahora, por aceptar una indignidad, corren riesgo de perder. No se dejen chantajear con aquello de que si no apoyan al salta talanqueras, algunos le quitarán el respaldo en el Zulia y Miranda. ¡No se atreven!

Quien hizo trampa, no merece reconocimiento y menos apoyo de quienes lo denunciaron. Sería una contradicción e incoherencia imperdonables. Es necesario, obligado, presentar una alternativa al pueblo aragüeño, y no caer en la burda coerción; los candidatos oficialistas juntos no representan el 30% de los electores. Ciudadanos decentes, con principios éticos morales y buenas costumbres son la gran mayoría y harán gobernador a quien de verdad con dignidad y sabiduría los represente, sin pasados oscuros ni deudas pendientes que pagar a la sociedad.

Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos venezolanos serán víctimas de sus maquinaciones. Hay que rescatar la credibilidad evitando que los aragüeños tengan que escoger entre un salta partidos y un corresponsable del mandato cubano. Es indebido y profundamente injusto que en Aragua tengan que escoger entre inmoralidades.

Es hora de atrevimientos en beneficio de la virtud ciudadana, recuperar los manuales éticos moralistas y rescatar la compostura, es lo que precisamente hace falta en Venezuela, lo que escasea y no tiene precio. Sometan a consideración, denle la oportunidad al pueblo, postulen a José Ramón Arias y, tendrán una gran sorpresa; los aragüeños, votarán a favor de la decencia y salvarán su dignidad y decoro. ¡En las comunidades siempre el traidor es vencido y el leal vence!

De no hacerlo, en Aragua ganará el castro-madurismo. Ambos coquetean con el PSUV.

@ArmandoMartini 

Por 

Runrunes

Facebook Comments
Share.

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017