Felipe VI acusa al Govern de “deslealtad” y de “fracturar y dividir” a la sociedad catalana

0
26

Las palabras del jefe de estado de España el Rey Felipe VI llama la unidad de españa u acisa de deslealtad y divisionista a la Generalitat de Cataluña

 “Estamos viviendo momentos muy graves para nuestra vida democrática”, ha arrancado el rey Felipe VI en su mensaje extraordinario emitido a las 21.00 horas de este martes. Por eso, ha dicho, ha querido dirigirse “directamente a todos los españoles”.

Cataluña ha sido el motivo de esta comparecencia especial de su majestad, que no ha dudado en asegurar que la Generalitat y su Govern ha “fracturado y dividido” a la sociedad catalana y han actuado con una profunda “deslealtad”.

“Han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional”, ha dicho el rey. “Por todo ello, antes esta situación de extrema gravedad, es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el funcionamiento de las instituciones del estado”. Con sus decisiones han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamenteA juicio de Felipe VI, el objetivo que tiene las instituciones catalanas  no es otro que “la pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada, ilegalmente la independencia de Cataluña”.

Según don Felipe, el incumplimiento del ordenamiento jurídico se ha hecho de una manera “reiterada, consciente y deliberada” y “todos los españoles han sido testigos” de los hechos que se han ido desarrollando en Cataluña, “con la pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada ilegalmente la independencia de Cataluña”. “Con sus decisiones han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado. Un Estado al que, precisamente, esas autoridades representan en Cataluña”, ha subrayado el Rey.

En sus duras palabras de reproche a los cargos institucionales independentistas, les ha acusado de “haber quebrantado los principios democráticos de todo Estado de derecho y han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando, desgraciadamente, a dividirla”.

“Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada”, ha lamentado el jefe del Estado en su mensaje institucional extraordinario. Ha incidido en que esas autoridades “han menospreciado los afectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles y con su conducta irresponsable, incluso, pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España”.

“En definitiva, todo ello ha supuesto la culminación de un inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Cataluña”, ha dicho Felipe VI, tras recordar que el Estatuto es la ley que “reconoce, protege y ampara las instituciones históricas y el autogobierno” de Cataluña. Momentos difíciles El rey ha reconocido que España atraviesa momentos muy difíciles, pero ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a todos los españoles y, de manera específica a los catalanes, a quienes ha dicho que no están solos.

“Son momentos difíciles, pero los superaremos”, ha dicho. A quienes así lo sienten, les digo que no están solos, ni lo estaránFelipe VI ha señalado que es consciente de que en Cataluña “también hay mucha preocupación y gran inquietud con la conducta de las autoridades autonómicas”.

“A quienes así lo sienten, les digo que no están solos, ni lo estarán; que tienen todo el apoyo y la solidaridad del resto de los españoles, y la garantía absoluta de nuestro Estado de Derecho en la defensa de su libertad y de sus derechos”, ha dicho. Y al conjunto de los españoles, que “viven con desasosiego y tristeza estos acontecimientos”, también les ha transmitido un mensaje de tranquilidad, de confianza y de “esperanza”.

“Son momentos muy complejos, pero saldremos adelante.

Porque creemos en nuestro país y nos sentimos orgullosos de lo que somos”, ha agregado. Felipe VI ha recriminado que estas autoridades “han menospreciado los afectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles” por lo que con su conducta “irresponsable” incluso pueden “poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España”.

La intervención del monarca se produce dos días después del intento de referéndum independentista emprendido por la Generalitat el pasado domingo, 1 de octubre, y de las cargas acometidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil en los colegios electorales para tratar de confiscar las urnas con las que se llevaba a cabo la votación. Semana sin agenda La Casa Real había despejado la agenda del Jefe del Estado para esta semana en previsión de los acontecimientos que se pudieran producir tras la consulta del 1-O, suspendida por el Tribunal Constitucional. Desde entonces, se ha mantenido en contacto con el presidente del Gobierno,

Mariano Rajoy. La última vez que Felipe VI se refirió a la situación de Cataluña fue el 13 de septiembre, durante la entrega de los Premios Nacionales de Cultura, que se celebró en la catedral de Cuenca. En ese foro, aseguró que la Constitución “prevalecerá sobre cualquier quiebra” y que los derechos de los españoles “serán preservados” frente a quienes se sitúen “fuera de la legalidad constitucional y estatutaria”.

Leer Más:

Deja un comentario