Al menos 26 muertos en México por terremoto más fuerte en tres décadas

0

Al menos 20 personas murieron en el estado mexicano de Oaxaca tras el potente terremoto que remeció México el jueves, indicó el viernes el gobernador del estado, Alejandro Murat, lo que elevó la cifra de fallecidos tras el sismo a 26.

Murat indicó que 17 de los 20 muertos en el estado estaban en Juchitán de Zaragoza, ubicada en el sureste de Oaxaca, en la zona geográfica conocida como el Istmo de Tehuantepec.

Más temprano

Un potente terremoto azotó México el jueves por la noche, y dejó al menos 15 muertos y daños en algunos edificios y viviendas, pero sin generar mayor destrucción, dijeron las autoridades, reseña Reuters.

Con una magnitud de 8.1 según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el sismo fue el más fuerte en tres décadas y derrumbó un hotel, tiró paredes, rompió vidrios y cortó el suministro eléctrico en zonas del país.

Cuatro personas murieron en el estado de Chiapas, el más cercano al epicentro y el más afectado por el movimiento, y dos niños fallecieron en el estado de Tabasco, dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

“He estado en algunos temblores pero este es el más fuerte que he sentido”, dijo Rachel Spector, originaria de San Francisco y que vive ahora en una céntrica colonia de la Ciudad de México.

Un hotel se vino abajo en una localidad del estado de Oaxaca y se reportaban algunos heridos, dijo el gobernador del estado, Alejandro Murat, que recordó tener precaución con el tsunami con olas de 0,7 metros que se desataron por el movimiento telúrico.

El sismo tuvo la misma magnitud que el devastador terremoto que en septiembre de 1985 golpeó a la Ciudad de México y dejó miles de muertos. En la madrugada del viernes ya se habían registrado más de 60 réplicas.

“Estamos en alerta, estamos atentos y haciendo una valoración completa que puede tardar días”, dijo Peña Nieto, advirtiendo que podría haber una réplica fuerte en el lapso de 24 horas de ocurrido el terremoto.

Habitantes en la capital salieron corriendo a las calles, según testigos de Reuters, pero las autoridades dijeron que sólo cayeron unas bardas y se cortó la electricidad en algunas zonas. Algunas personas fueron atendidas por crisis nerviosas.

“No había estado nunca donde la tierra se movía mucho. Al principio me reí pero cuando las luces se apagaron no supe qué hacer”, dijo Luis Carlos Briceño, un arquitecto de 31 que visitaba la capital, donde los edificios se sacudieron por varios minutos.

Aunque el epicentro del terremoto se ubicó en el mar 123 kilómetros al suroeste de la ciudad de Pijijiapan y a una profundidad de 33 kilómetros, se sintió en una región de 50 millones de habitantes que abarca varios estados, de acuerdo con el presidente, e incluso en otros países de Centroamérica.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico confirmó que el sismo desató un pequeño maremoto en México.

“El riesgo de tsunami en las costas de Chiapas no representa un riesgo mayor”, dijo Peña Nieto a la cadena local Foro TV.

“Más preocupan las réplicas”, agregó más tarde en un informe televisado.

En Ecuador, autoridades evacuaban a la población cercana a la costa en las cuatros islas habitadas del archipiélago de Galápagos, ante la esperada llegada de olas de hasta un metro.

Las clases del viernes fueron suspendidas en las escuelas de la Ciudad de México y en los estados de Oaxaca, Puebla, Hidalgo, Tabasco, Guerrero, México, Chiapas, Tlaxcala, Veracruz y Morelos para descartar daños en la infraestructura.

Y la petrolera estatal Pemex suspendió temporalmente y de forma preventiva las operaciones en su refinería de Salina Cruz en Oaxaca para evaluar posibles daños.

Personas se reúnen en una calle después de que un terremoto sacudió a Ciudad de México, la noche del 7 de septiembre del 2017. REUTERS/Claudia Daut
Personas se reúnen en una calle después de que un terremoto sacudió a Ciudad de México, la noche del 7 de septiembre del 2017. REUTERS/Claudia Daut
Personas se reúnen en una calle después de que un terremoto sacudió a Ciudad de México, la noche del 7 de septiembre del 2017. REUTERS/Claudia Daut
Personas se reúnen en una calle después de que un terremoto sacudió a Ciudad de México, la noche del 7 de septiembre del 2017. REUTERS/Claudia Daut
Fallen furniture in an apartment is pictured after an earthquake in Mexico City, Mexico September 8, 2017, in this photo obtained from social media. Maria Antonieta Barragan Lomeli via REUTERS THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. MANDATORY CREDIT.NO RESALES. NO ARCHIVES
Fallen furniture in an apartment is pictured after an earthquake in Mexico City, Mexico September 8, 2017, in this photo obtained from social media. Maria Antonieta Barragan Lomeli via REUTERS THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. MANDATORY CREDIT.NO RESALES. NO ARCHIVES
Pacientes y familiares aguardan fuera del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en la ciudad de Puebla luego de que un terremoto sacudió a la costa sur de México, 8 de septiembre del 2017. REUTERS/Imelda Medina
Pacientes y familiares aguardan fuera del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en la ciudad de Puebla luego de que un terremoto sacudió a la costa sur de México, 8 de septiembre del 2017. REUTERS/Imelda Medina
A view of damages on the floor in an entrance of the Benito Juarez international airport after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A view of damages on the floor in an entrance of the Benito Juarez international airport after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A view of damages on the floor in an entrance of the Benito Juarez international airport after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A view of damages on the floor in an entrance of the Benito Juarez international airport after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A view of an area damage in an entrance of the Benito Juarez international airport after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A view of an area damage in an entrance of the Benito Juarez international airport after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
People gather on a street after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
People gather on a street after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
People gather on a street as they receive blankets after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
People gather on a street as they receive blankets after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A volunteer carries blankets after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
A volunteer carries blankets after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
People gather on a street after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
People gather on a street after an earthquake hit Mexico City, Mexico, September 8, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
Share.

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017