Citgo reforzó sus lazos con Trump antes y después de su elección. Y pasó eximida esta ronda de sanciones

0

La Casa Blanca anunció el viernes una nueva ronda de sanciones contra Venezuela que exonera explícitamente el brazo estadounidense de la compañía petrolera estatal del país. Esa compañía, Citgo, donó sumas de seis cifras a la inauguración de Trump y recientemente contrató a ex funcionarios de Trump para presionar por esa exención, escribe Lachlan Markay en el DailyBeast

El propósito de las nuevas sanciones anunciadas por el gobierno de Trump es apuntar a las formas del gobierno venezolano que han apoyado o facilitado la represión del presidente Nicolas Maduro contra la oposición política interna. La exención de Citgo fue incluida en la declaración de la Casa Blanca publicada el viernes.

“Para mitigar el daño al pueblo estadounidense y venezolano, el Departamento del Tesoro está emitiendo licencias generales que permiten transacciones que de otro modo estarían prohibidas por la Orden Ejecutiva”, escribió la Casa Blanca en un comunicado sobre las sanciones. “Estos incluyen disposiciones que permiten … transacciones que involucren a Citgo”, y ninguna otra entidad sancionada.

Citgo es el brazo estadounidense de Petróleos de Venezuela, S.A., la compañía petrolera estatal del país. Desde el 2014, Citgo, una corporación de Delaware, ha luchado para aislar sus operaciones de medidas destinadas a castigar los esfuerzos del régimen de Maduro para consolidar el poder político

Bajo la administración del presidente Donald Trump, esos esfuerzos consistieron en reforzar su operación de influencia en Washington con lobbistas (cabilderos) con profundos vínculos con la operación política del presidente. En abril, contrató a Avenue Strategies, la empresa co-fundada por el ex gerente de la campaña de Trump, Corey Lewandowski y el asesor de campaña Barry Bennett.

Desde entonces, Citgo ha pagado a Avenue Strategies $ 160,000 para presionar a la Casa Blanca, al Departamento de Tesorería, al Departamento de Justicia y al Departamento de Energía sobre el “impacto potencial de restricciones del Departamento de Energía y de política exterior sobre las operaciones y los activos de CITGO Petroleum Corporation,  de acuerdo con unos reportes divulgados.

Dos lobbistas de Avenue Strategies tuvieron la tarea específica de presionar por el alivio de las sanciones de Citgo: Barry Bennett y Bud Cummins, un ex fiscal estadounidense y jefe de la campaña de Trump en Arkansas. Avenue Strategies no respondió a las solicitudes de comentarios sobre su trabajo para Citgo.

Citgo buscó favorecerse con la administración de Trump incluso antes de que el presidente asumiera el poder. Se gastó 500.000 dólares para financiar la ceremonia inaugural del presidente, de acuerdo con los registros de la Comisión Federal de Elecciones, un cambio con las inauguraciones anteriores, que la compañía no se había molestado en financiar.

La exención que Citgo recibió de la administración Trump en esta última ronda de sanciones no sólo beneficiará a PDVSA, también beneficiará a una compañía rusa que ha estado luchando contra las sanciones de Estados Unidos en un frente completamente separado. Meses antes de la inauguración de Trump, PDVSA hipotecó el 49,9% de Citgo a la gigante estatal rusa de energía Rosneft como garantía de un préstamo de $ 1,5 mil millones a la matriz venezolana. Rosneft pagó otros US $ 1.000 millones este mes por petróleo crudo de PDVSA, que es el mayor proveedor no ruso de la firma rusa.

Los Estados Unidos sancionaron a Rosneft y su jefe ejecutivo Igor Sechin, cercano a Putin, en 2014 como represalia por la invasión rusa de Ucrania y la anexión de Crimea. Los altos funcionarios rusos no han hecho ningún secreto su deseo de relajar esas sanciones también.

Aunque Citgo ha adaptado su operación política a la administración Trump, ha centrado su cabildeo en esfuerzos para asegurar que las sanciones y otras medidas punitivas dirigidas al gobierno venezolano dejen intactas sus operaciones en los Estados Unidos.

La empresa ha gastado millones de dólares en su operación de cabildeo en EEUU desde principios de 2014, cuando los senadores Marco Rubio (R-FL) y Bob Menendez (D-NJ) introdujeron leyes de sanciones dirigidas a PDVSA, entre otras entidades estatales de Venezuela. Al año siguiente, tenía cinco empresas de cabildeo contratadas. Empleados de las cinco empresas donaron a la campaña de  Menéndez, quien insertó modificaciones a su legislación que le quitó a Citgo de algunas de las medidas dirigidas al gobierno venezolano.

En Avenue Strategies, Citgo encontró cabilderos con el oído del presidente. Además de Bennett, Cummins y Lewandowski, quienes dejaron la firma en mayo, Avenue emplea a Ed Brookover, un asesor principal de la campaña de Trump de 2016.

La Casa Blanca no respondió a las preguntas sobre la exención de las sanciones a Citgo.

 

La Patilla

Share.

Leave A Reply