El servicio secreto se quedará sin dinero para proteger a la familia Trump en un mes

0

El estilo de vida de la familia Trump estrangula el presupuesto del servicio secreto. El jefe del órgano advierte de que la costosa protección podría impedirles el pago de salarios y horas extra

El estilo de vida y la amplitud de la familia Trump estrangula el presupuesto del servicio secreto. El jefe del órgano policial federal encargado de proteger al presidente y a su entorno, Randolph Alles, advirtió ayer de que la costosa protección a Donald Trump y a su familia les está dejando sin fondos y podría impedirles el pago de salarios y horas extra. El servicio secreto dispone de fondos para cubrir los costes de proteger al presidente hasta finales de septiembre, de manera que si el Congreso no autoriza un aumento del gasto, alrededor de un tercio de los agentes dejará de cobrar por las horas extra.

En una entrevista con el diario ‘USA Today’, el director del servicio secreto aseguró que más de 1.000 del total de 6.500 agentes que integran el órgano ya han alcanzado el límite máximo establecido por el Gobierno para sus sueldos y horas extra —160.000 y 187.000 dólares, respectivamente— porque se han agotado todos los fondos destinados para el año entero.

Á. MARTÍNEZ

Alles destacó que el servicio secreto debe proteger al presidente cuando viaja a tres de sus clubes de golf, ubicados en Bedminster (Nueva Jersey), en Sterling (Virginia) y en Palm Beach (Florida), donde la residencia de Mar-a-Lago ha pasado a ser conocida como la “Casa Blanca de invierno“. Según publicó la CNN en abril, los continuos viajes de Trump a Mar-a-Lago se tradujeron en un gasto de 20 millones de dólares en sus primeros 80 días como presidente. Si mantiene este ritmo, las facturas de viajes en su primer año en la presidencia superarían el total de lo gastado por Barack Obama en sus ocho años de mandato (2009-2017).

A los viajes del presidente se suma la protección de los cuatro hijos adultos de Trump (Donald Jr., Ivanka, Eric y Tiffany) cuando realizan viajes de negocios o de vacaciones tanto dentro como fuera de EEUU. El presidente tiene otro hijo menor de edad, Barron, que durante casi cinco meses ha vivido en un lujoso ático de la Torre Trump, en Nueva York, junto a la primera dama, para acabar su curso escolar. Para proteger al único hijo de Trump y Melania, el servicio secreto tuvo que alquilar un piso debajo de la residencia del magnate para instalar un puesto de mando.

ARGEMINO BARRO. NUEVA YORK

Alles atribuyó en la entrevista el aumento de gasto a los constantes viajes familiares y al amplio número de personas protegidas por el servicio secreto, que llega a 42, una cifra superior a los 31 individuos protegidos durante los mandatos del expresidente Obama. “El presidente tiene una gran familia y nuestras responsabilidades están establecidas por ley”, declaró Alles, “no puedo cambiar eso, no tengo flexibilidad para ello”.

 

Share.

About Author

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017