Los secretos fit de Emilia Clarke de Juego de Tronos

0

Para los actores y actrices no bastan solo los dotes para desenvolverse delate de la cámara. Algunos papeles requieren desempeños físicos o, al menos, demandan conservar una silueta entrenada. Por este camino tuvo -y tiene- que transitar Emilia Clarke, la estrella de Game of Thrones, para estar a la altura de su interpretación como Daenerys Targareyn, reseña Infobae.

La actriz trabajó arduamente siguiendo un régimen para mantenerse en forma y ganar resistencia para cumplir con las intensas horas de rodaje, que implican un importante esfuerzo para las escenas de acción, como por ejemplo montar un enorme toro mecánico.

James Duigan es el entrenador personal australiano detrás de su figura. Fue quien la preparó y asesoró durante años. Le programó una rutina de alimentación y actividad física que devino en los resultados que se aprecian en la pantalla chica, una rutina inspirada en el método de su autoría “Clean and Lean”.

Bajo la supervición de Duigan la premisa inicial fue desechar las dietas estrictas y en cambio comer equilibradamente, ya que aduce que en el momento en que se empieza a pesar la comida, contar calorías o privar de salir a cenar, “se acabó”. “Este fenómeno se puede resumir en una frase: ‘Lo que se resiste, persiste’. Así que en lugar de luchar contra sus antojos y convertirlo en una batalla, simplemente déjalo ir”, recomienda.

Para el entrenador, el entrenamiento ideal consiste en hacer cuatro rondas de cinco ejercicios, incluyendo sentadillas, flexiones, saltos, zancadas y planchas isométricas. Con cuatro rondas de cada uno, el tiempo adecuado para cada ejercicio es de 40 segundos, con 20 de descanso en el medio. En tanto, el total de la rutina debe estar comprendida en alrededor de 25 minutos.

Entre las distintas modalidades destaca los entrenamientos de intervalos, usando el peso corporal por su eficiencia y valor para inducir al exceso de consumo de oxígeno post-ejercicio. También, el yoga y pilates, para ganar en equilibrio y fuerza, y sentirse renovado, consciente y energizado. En cualquier caso, recalca la importancia de la disciplina, de concentrarse al momento de entrenar y así cumplir cada ejercicio de la manera conveniente.

En particular, el especialista aconseja poner especial énfasis en la elongación tras la clase: “Un enfriamiento adecuado ayudará a reducir el dolor muscular después de un entrenamiento. Ayudará a empujar gradualmente el ácido láctico fuera de los músculos, mientras que permite que la sangre circule a través de su cuerpo y transporte nutrientes y oxígeno importantes a músculos y células, y asistir en el crecimiento y la reparación muscular”, dijo en una entrevista con el sitio Whimn.

Clarke, al igual que otros artistas, suele viajar mucho por lo que no dispone de tiempo, atentando contra la programación física. “Cuando se trata de la formación y los objetivos, como todas las personas, las celebridades tienden a estar en horarios muy limitados. Esto significa que tenemos que adaptar la formación para ser muy eficiente, así como realizable en cualquier parte del mundo”, asegura Duigan.

Para estos casos propone una solución parcial: “Siempre recomiendo a mis clientes que se lleven una banda de resistencia (o elástica). Es el compañero de viaje perfecto y la mejor manera de mantenerse en forma durante el viaje”, explica.

@Emilia_clarke
@Emilia_clarke
Facebook Comments
Share.

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017