Problemas financieros de Sanitas ponen a correr a los pacientes

0 9

Sanitas Venezuela, que hasta mediados de 2016 tenía alianzas con ocho clínicas, ha reducido sus servicios solo a su sede en Santa Paula (Caracas), pues cada vez son más los médicos que renuncian a la empresa de medicina prepagada por falta de pagos. 

“Estamos esperando una ayuda financiera de Sanitas Colombia, que solo serviría para pagar las deudas con los proveedores. Eso alcanza para dos meses si acaso, a ver si en ese tiempo se llega a un acuerdo con el gobierno para aumentar las tarifas”, dijo a El Estímulo un trabajador de la compañía que prefirió el anonimato.

La empresa, que incrementó las tarifas en mayo de 2016, ha recortado los servicios a sus clientes en los últimos meses y cerró el 16 de diciembre las puertas de su clínica en La Castellana, en el este de Caracas, por déficit de caja.

Un  mes más tarde, la compañía cerró su oficina comercial ubicada en la torre Mene Grande:

“Tengo cinco meses de embarazo y me he controlado todo este tiempo en el Centro Médico de Caracas, pero la cesárea debo hacérmela en la clínica Santa Paula con otro doctor pues allí no están operando a los clientes de Sanitas”, comentó María Antonieta Sifontes.María Antonieta, cliente de Sanitas desde hace 10 años, señaló que esta sería la segunda vez que cambia de médico en menos de dos años pues su anterior gineco-obstetra se retiró en 2016 de la compañía por falta de pago. “Llené las planillas para asegurar a mi bebé, que nacerá en junio, pero tengo que esperar por el visto bueno de Sanitas”, agregó.Según la fuente consultada, las citas médicas fueron suspendidas desde el pasado 8 de febrero. “Por ahora, solo estamos atendiendo emergencias en Santa Paula y no se programarán consultas hasta que se llegue a un acuerdo con los proveedores por pagos pendientes. Eso puede tardar entre 15 y 20 días hábiles”, indicó.Sin embargo, en la red social Twitter han denunciado que Sanitas ni siquiera está atendiendo por emergencia a sus pacientes:

José Cuberos se operó el año pasado de unas hernias en el ombligo, pero hace un mes tuvo una recaída e ingresó de emergencia en el Centro Médico de Caracas. “La semana pasada fui a chequearme con mi cirujano porque debo operarme de nuevo. Sin embargo, ya no será él quien lo haga”, apuntó.

“Yo no te puedo operar porque Sanitas no me paga desde hace seis meses”, fue la explicación que le dio el cirujano a José, que ahora debe esperar hasta el 25 de abril para que lo intervengan en la clínica Santa Paula.

En otro caso, Luis Álvarez lleva seis meses intentando que la empresa le reintegre 27.000 bolívares pendientes del año pasado, pero hasta la fecha no ha tenido suerte. “Sé que estamos quebrados, pero un monto de 27.000 bolívares se puede pagar. Aunque ciertamente hay reintegros que están congelados por ser cifras muy elevadas”, dijo el trabajador de Sanitas Venezuela.

El presidente de la Asociación Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parilli, sostuvo que la alianza ha recibido muchas denuncias desde mediados de 2016 por la calidad del servicio que presta Sanitas Venezuela.

“Una denuncia muy recurrente que estamos recibiendo es que antes cuando un cliente se atrasaba con el pago de su servicio, la empresa llamaba para recordarle el pago pendiente. Ahora no llaman, dejan que se venzan al menos dos cuotas y cancelan la afiliación por incumplimiento de contrato. Esto es una manera de bajar la cartera de clientes”, detalló.

León Parilli sostiene que aunque la empresa denuncie que tiene problemas financieros “no es aceptable que el usuario termine pagando las consecuencias de ello”.

 

El Interés

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...