Almagro reabre debate de la Carta Democrática con informe crítico de Venezuela

0 14

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, denuncia que en Venezuela “no están garantizados” los derechos políticos y que el sistema parlamentario “ha sufrido prácticamente un cierre” por la estrategia del Gobierno

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, retomó este viernes el debate sobre la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela al anunciar que actualizará su crítico informe sobre el país con “los retrocesos” ocurridos desde el pasado noviembre.

Almagro hizo este anuncio desde la sede la OEA en Washington tras reunirse durante dos horas con una delegación de la oposición venezolana que le pidió “reactivar” el debate de la Carta Democrática, un instrumento jurídico de la organización que tiene como última consecuencia la suspensión de un estado miembro.

En el informe, Almagro denunciará que en Venezuela “no están garantizados” los derechos políticos, que el sistema parlamentario “ha sufrido prácticamente un cierre” por la estrategia del Gobierno de “acallar” a la oposición y que “se ha agravado la crisis social y humanitaria” desde el inicio de la mediación auspiciada por Unasur y el Vaticano el 30 de octubre pasado.

“Los diputados pierden fueros e inmunidad, no se aprueba el presupuesto, se detiene a cualquiera en cualquier momento y condición, los presos políticos han aumentado hasta 107”, enumeró el titular de la OEA en rueda de prensa.

“Ni siquiera se han cumplido los objetivos básicos de abrir un canal humanitario para ayudar a la gente con medicinas y alimentos, han aumentado todos los indicadores sociales negativos hasta un punto de crisis social y humanitaria”, prosiguió.

Luis Almagro, secretario general de Organización de Estados Americanos (OEA)
Luis Almagro, secretario general de Organización de Estados Americanos (OEA)

Además, subrayó, el referendo revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro, “la única salida constitucional” a la crisis, “fue matado” el año pasado.

“Eso es como si la dictadura de Augusto Pinochet (Chile, 1973-1990) hubiera cancelado el plebiscito que permitió la salida democrática del país”, consideró.

Almagro se tomará “el tiempo necesario” para actualizar “con rigor” el duro informe de 132 páginas con el que el pasado 31 de mayo se convirtió en el primer secretario general de la OEA en recurrir a la Carta contra la voluntad del Gobierno del Estado.

En ese documento, concluía que en Venezuela hay una “alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático”.

Almagro no puso fecha a la divulgación del nuevo informe, que hará “primero” por escrito, y prefirió no hablar “todavía” sobre una eventual convocatoria del Consejo Permanente para presentarlo, como hizo con el anterior en junio del año pasado.

No obstante, subrayó que la actualización del informe “da una nueva apertura a la aplicación de los mecanismos del artículo 20 de la Carta”, que contempla varias fases de negociación diplomática para “promover la normalización de la institucionalidad democrática” en un país.

Preguntado por la respuesta que espera del resto de países de la OEA, subrayó que “es una responsabilidad que todos deben asumir” y que siempre confía en “que actúen en base a los principios y valores de la Carta”, que debe ser “un elemento vivo de aplicación jurídica y no algo para hacer más hermosos los archivos de la OEA”.

Acerca de la mediación de Vaticano, Almagro evitó “dar indicaciones sobre a las decisiones políticas que debe tomar”.

“Nosotros lo le decimos (lo que debe hacer), como no le dijimos que entrara. (…) Pero sí hemos marcado, y esto no es una crítica para nadie, sino hechos objetivos, que han habido serios retrocesos en derechos civiles y políticos”, afirmó.

Almagro también se mostró preocupado por el regreso a Venezuela del diputado opositor que encabezó la delegación, el vicepresidente de la AN, Freddy Guevara, después de que Maduro dijera ayer que los legisladores están incurriendo “en delitos contra la patria” por “pedir al nuevo Gobierno de EEUU que intervenga en Venezuela”.

“De concretarse las amenazas a Freddy Guevara de no poder regresar a Venezuela, sería el peor de los despropósitos del autoritario régimen venezolano”, consideró Almagro, a quien los opositores agradecieron una vez más la “firmeza” con la que ha defendido la Carta Democrática en el caso venezolano.

Guevara por su parte, alertó a la OEA sobre la grave amenaza a la democracia y al derecho fundamental a elegir que está ocurriendo en Venezuela. Y remarcó que el diálogo fue un “proceso de engaño a los venezolanos y a las instancias que actuaron de buena fe como el Vaticano”.

Igualmente pidió estar atentos a la posibilidad de que se ejecute “las condiciones, casi imposibles, por no decir imposibles” para que los partidos políticos del país puedan seguir funcionando legalmente.

Denunció igualmente, “un nuevo uso de la agenda social” con el “carnet de la patria” para ejercer “control” sobre los venezolanos que tienen hambre para que solo puedan “acceder políticamente a los alimentos solo quienes estén inscritos en el Psuv”.

Guevara agradeció la gestión de Amagro y “la importancia de seguir contando con la OEA para que juntos podamos construir una solución en la que sea el pueblo venezolano quien pueda decidir quién gobierna y quién no en Venezuela”.

 diariolasamericas.com

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...