Constructora brasileña Odebrecht tiene una larga historia en Miami-Dade

0 6

El imperio constructor carioca realiza las obras de ampliación de la avenida Krome y la autopista 836, a un costo de 450 millones de dólares que serán pagados por entidades públicas

Odebrecht, la firma constructora brasileña acusada de pagar sumas de dinero a presidentes, expresidentes y funcionarios públicos de Latinoamérica, tiene una larga lista de megaobras construidas en Miami-Dade.

El sello de la compañía, que el Departamento de Justicia de EEUU asocia con un esquema de corrupción que salpica a 12 países de la región, es evidente en lugares cercanos al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) y el Puerto de Miami (PortMiami), entre otros de significativa importancia en esta zona del país.

La constructora fundada en 1944, que habría repartido cerca de 800 millones de dólares en sobornos, tuvo a su cargo los proyectos de expansión del MIA, con terminales en las áreas sur y norte del establecimiento aeroportuario, además de la construcción de la torre de control de tráfico aéreo, el Dolphin Parking Garage y una serie de murales en la Terminal Sur.

El Programa de Desarrollo de la Terminal Norte, valorado en cerca de tres mil millones dólares, fue parte del proyecto Capital Improvement Program, del Condado Miami-Dade, estimado en 6.200 millones de dólares, que fueron destinados a la ampliación y el mejoramiento de la red de aviación en la primera década del 2000.

Entre tanto, en la Terminal Sur el proyecto incluyó el Concourse J, un moderno pasillo con 15 puertas de embarque para vuelos nacionales e internacionales, así como el Concourse H, que ya existía y fue modernizado, además del patio que circunda el área de esos edificios.

El proyecto completo en el MIA incluyó 52 nuevas puertas, cuatro estaciones de tren, nuevas instalaciones para el departamento de Servicios de Inmigración y Ciudadanía, 123 mostradores, 119 terminales de autoservicio, 72 puestos de servicios de inspección federal y un nuevo sistema de equipaje.

En el MIA, Odebrecht también agenció la construcción del MIA Mover, el pequeño tren automatizado que conecta la terminal aérea con el Miami Intermodal Center (MIC), la edificación que sirve como espacio de conexión a medios de transporte.

El Sky Train, sistema de transporte que conecta los extremos de cuatros áreas principales de la Terminal Norte, en menos de cinco minutos, es otra de las obras civiles acometidas por Odebrech en el establecimiento aeroportuario de Miami-Dade.

Otras obras

La impronta de Odebrecht también perdurará en PortMiami. El Condado pagó 57 millones de dólares por el Wharves Strengthening Program para el fortalecimiento de 1.600 metros de pared del muelle de carga del puerto, incluyendo la mejora de la infraestructura en el área de las grúas de cargue y descargue.

Odebrecht incluyó a GT Construction Group en la ejecución de este proyecto, compañía que es propiedad de Rafael García-Toledo, un empresario que ha estado vinculado a las campañas políticas del alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez.

Pero, asimismo, los anales de la ciudad de Miami permiten conocer que esa firma erigió el monumental American Airlines Arena, un escenario deportivo y para eventos de gran envergadura situado en el centro urbano de la ciudad, junto a la Bahía de Biscayne.

Otra de las megaobras de la compañía es el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts (antes Carnival Center), el enorme complejo teatral de artes escénicas que está dedicado a ópera, ballet y conciertos.

Por su tamaño –53.000 metros cuadrados– es el tercer centro de artes escénicas de los Estados Unidos, después del Lincoln Center, en Nueva York, y el Denver Performing Arts Center. Fue inaugurado el 5 de octubre de 2006 a un costo de 467 millones de dólares.

Además, Odebrecht construyó los edificios Fortune House, que es un hotel de apartamentos de 29 pisos; Ocean Steps, edificación con 15 pisos residenciales; y el Ritz Carlton Key Biscayne Resort & Spa, un proyecto hotelero residencial.

Sigue en Miami-Dade

Según la propia compañía, en un comunicado de prensa lanzado en octubre de 2010, “uno de los principales clientes de la empresa es el Condado de Miami-Dade, con obras en el sector de aviación y transporte masivo (…) La relación existe desde 1993”.

Actualmente, cuadrillas de Odebrecht adelantan trabajos de ampliación de la autopista 836 y la reconstrucción de los distribuidores de vías entre las avenidas 57 y 27 del noroeste, con una inversión cercana a los 150 millones de dólares, y un plazo fijado hasta el año 2018.

Esta obra se financia con los ingresos procedentes de los peajes que maneja la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade (MDX), que en 2013 autorizó un nuevo programa para gravar a los conductores en todas los accesos a la 836.

De igual forma, Odebrecht tiene a su cargo la ampliación de la avenida Krome, en el suroeste de Miami-Dade, proyecto estimado en alrededor de 300 millones de dólares que debe estar culminado, según el cronograma de trabajos, en el año 2022.

diariolasamericas.com

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...