Las “notas oscuras” de Luz sobre Wuilly Arteaga

0

Gran revuelo ha armado en las redes sociales el artículo que escribió Luz Elena Carrascosa en Clímax “Las notas oscuras de Wuilly Arteaga”. Leo sus artículos porque escribe sabroso. Me parece una periodista inteligente e inquisidora. Sin embargo, me uno a la gran cantidad de personas que han encontrado su texto más amarillista que realista.

En un país donde hay tan pocas referencias, no entiendo cuál era la necesidad de “quemar” a Wuilly. Ciertamente el personaje da para mucho –la historia de su vida es una auténtica montaña rusa- pero Luz Elena no tomó en cuenta para el reportaje las razones de por qué Wuilly merece un reportaje. El joven se dio a conocer porque armado tan sólo de un violín se enfrentó a los gorilas armados hasta los dientes. No una vez, sino muchas veces. Demostró tenacidad y valentía. Se arriesgó a que lo mataran. ¿No es eso admirable?… Su valor lo convirtió en un símbolo. Cuando la Historia recoja estos meses de 2017, allí estará Wuilly con su violín, no me cabe la menor duda.

Es verdad que en Venezuela –tal vez por la falta de héroes (y aquí vuelvo al tema de los referentes)- construimos héroes de la nada. Y es verdad también que para ser un héroe se necesita dar mucho, ciertamente mucho más de lo que ha dado Wuilly. No será un héroe, pero su comportamiento fue heroico. Ahí están las fotos que hablan por sí solas: el joven frente a la ballena. El joven frente a las tanquetas. El joven rodeado por los grupos de guardias nacionales con los equipos antimotines. El joven sangrando por las heridas que le hicieron en la cara. El joven tocando sin parar entre el humo de las bombas lacrimógenas. Son las “notas claras” de las que adolece el reportaje. ¿Por qué ahondar en las “notas oscuras”? ¿No tenemos ya suficientes cosas que lamentar en Venezuela? ¿Por qué, si se quieren encontrar “notas oscuras” no indagar más de lo que se ha hecho sobre los bolichicos, o sobre cualquiera de los miembros de la alta cúpula chavista, todos con suficientes notas oscuras sobre las que explayarse?

Por otra parte, los textos se apoyan en declaraciones de la madre y el hermano menor, amén de algunos miembros del Sistema de Orquestas que no quisieron ser identificados, con excepción del Director Dietrich Paredes, quien sólo tuvo palabras de elogio para el muchacho. ¿Por qué no se identificaron las fuentes? Una opinión debería sostenerse con nombre y apellido. Esto no se trata de testigos protegidos. ¿No será más bien que los “compañeros” de El Sistema están envidiosos por la fama súbita que ha adquirido Wuilly?

Y como no pudo hablar con Wuilly, Luz Elena usa el testimonio de la madre como el filón de oro de la investigación. Yo me pregunto cuán valioso puede ser el testimonio de una fanática religiosa, que tuvo a sus hijos ocho años aislados de todo, sin siquiera asistir a la escuela, porque “venía el fin del mundo”. Ésa no es una madre convencional. Una madre no habla mal de su hijo, ni que sea la peor persona que haya sobre la tierra. Más bien lo apoya y hace lo que pueda por ayudarlo. La disfuncionalidad familiar en este caso, no ayuda. Y está el tema de la sicóloga quien, habiéndolo atendido durante una crisis una sola vez, lo diagnostica como sociópata. Si se atrevió a diagnosticarlo así de una con esa propiedad, ha debido dar su nombre. Repito: ¿por qué la insistencia en destrozarlo?

El tema de la homosexualidad del violinista y su reiteración me pareció innecesaria, por decir lo menos. La tendencia sexual de una persona es irrelevante, porque es parte de su privacidad, aunque se trate de un personaje público. Menos aún hacer de la homosexualidad una “nota oscura”. ¿Homofobia, Luz Elena?…

Por último, no creo que se haya debido, como muchos sugirieron, vetar el artículo. Celebro la decisión de publicarlo. Porque cuando se empieza a vetar, no hay quien pare el veto. Y en un país donde la libertad de expresión no existe –quienes opinamos lo hacemos por nuestra cuenta y riesgo- vetar sería añadirle más leña al fuego. Pero como en este portal y por fortuna aún somos libres de opinar, le digo a Luz Elena que lamento que su texto se haya ido por demostrarnos sólo lo malo de Wuilly. Su reportaje es una injusticia y en Venezuela ya tenemos demasiadas…

 

El Esímulo
Share.

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017