Jorge Millán: Volverá el momento de una lucha de calle muy intensa

0

El diputado y jefe de fracción de PJ consideró que existe un “reflujo” de las movilizaciones de calle, pero que los ciudadanos retomarán las protestas contra el Gobierno.

Caracas. El diputado y jefe de Fracción de Primero Justicia (PJ), Jorge Millán, considera que actualmente hay un “reflujo” de la ciudadanía que ha provocado un “reposo tácito” de las movilizaciones en contra del Gobierno. Opinó, sin embargo, que es necesario que las protestas de calle se retomen. “Volverá el momento de una lucha de calle muy intensa”, aseveró.

Millán, quien es ingeniero y cuenta con un doctorado en Ciencias Políticas, indicó que en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se encuentran realizando un análisis de las estrategias de los últimos cuatro meses. “El proceso de desenmascarar a la dictadura es duro y difícil”, señala. El también integrante de la comisión de primarias de la MUD defendió la decisión de la Unidad de inscribir candidatos para las elecciones regionales. “Es un objetivo estratégico para recuperar el país”.

¿Qué van a hacer desde la comisión de primarias para estimular el voto en las elecciones de base de la oposición?

—A nosotros, en principio, nos toca ser los garantes de que los diversos candidatos de la Unidad Democrática puedan competir, que haya transparencia y que cada uno pueda desarrollar su campaña de forma limpia y eso permita fórmulas unitarias en cada uno de los estados del país. Esa es la tarea que nos corresponde a nosotros, el tema de la participación es un tema de la Unidad y de cada uno de los candidatos y de sus comandos.

Como Comisión hemos sido muy claros en indicar que las banderas de la democracia no se le entregan gratis a la dictadura y el voto es una bandera de la democracia, las dictaduras siempre han sido enemigas de las elecciones. El ciudadano no se puede dejar engañar porque el Gobierno ha convocado a unas elecciones porque sea demócrata. Esa duda que se genera en la sociedad es parte de las campañas que tiene el Gobierno. Nosotros como sociedad democrática debemos saber que las elecciones debemos defenderlas, debemos garantizar que los procesos democráticos vuelvan a Venezuela y que estos procesos sean limpios, transparentes y que se le devuelva la soberanía al ciudadano. Eso no es lo que ocurre en Venezuela. La participación nuestra en el proceso regional es una participación de denuncia, en parte, y también como un objetivo estratégico para recuperar el país en nombre de los venezolanos. Una denuncia porque sabemos que el Gobierno no está en condiciones ni desea ningún tipo de elecciones. Ellos querían que no participáramos y estar eligiendo, en supuestas elecciones democráticas, a 23 gobernadores. Eso se lo hemos impedido y eso ha obligado al Gobierno a seguir tomando acciones en contra de la opción mayoritaria que es la opción de la oposición venezolana.

El Movimiento Progresista de Venezuela (MPV) señala que la conformación de la comisión de primarias no fue aprobada por el comité de todos los partidos de la MUD. ¿Esto es así?

—Yo soy representante de PJ en la comisión electoral y nosotros estamos apoyando a MPV en su candidatura en Amazonas, eso fue un proceso de acuerdo con lo que está establecido.

¿Sí se aprobó en esa instancia?

—Es el conocimiento que yo tengo.

Otro de los temas denunciados es que se le exigió a los candidatos montos en dólares para inscribirse. ¿Es así?

 —Se recurre y se pide a la sociedad civil la colaboración. No es la primera vez que hacemos un proceso electoral. Hemos hecho primarias para candidato presidencial, para alcaldes, para gobernadores. Hicimos un referendo del 16 de julio y ha sido con la colaboración de los ciudadanos. Por supuesto que los candidatos también tendrán que desarrollar sus mecanismos para financiar su campaña y colaborar con algunos aspectos, eso todavía no está claro, sin embargo, no hay ninguna cifra estipulada sino que se está buscando la colaboración para llevar adelante este proceso.

Varios voceros han indicado que existe una evaluación de las estrategias de la MUD y se han identificado algunos errores. ¿Ya tienen claros cuáles son esos errores?

 —Hay un debate para relanzar la estrategia opositora. Creo que más que errores hay que tener muy claro que estamos ante una dictadura y este proceso de desenmascarar la dictadura es un proceso duro y difícil. Es una dictadura que estuvo disfrazada en un manto democrático y la llegada a la Asamblea Nacional (AN), con un triunfo democrático opositor, fue el inicio del proceso de desenmascararla y nosotros nunca nos planteamos, cuando decidimos salir a la calle, que eso iba a implicar directamente que cayera el gobierno de Nicolás Maduro, lo hubiésemos deseado, que volviera la democracia a Venezuela. Salimos a la calle porque era nuestro deber defender la democracia y entendíamos que era el momento para seguir debilitándolo.

Hoy está muy claro lo que es el gobierno de Maduro: un régimen sostenido por las armas de unas fuerzas armadas corrompidas. Eso no estaba claro antes del proceso. Esta es una lucha donde tú, poco a poco, le vas quitando los aros a la cebolla y ya lo que queda es el hueso del Gobierno y eso es un triunfo que no podemos obviar, así sea un triunfo que, de repente, sea doloroso. Este tipo de procesos es como subir el Everest, a medida que vamos subiendo la cosa se pone más difícil. Nos metimos en este lío de entregarle el país a unos malandros y no es fácil sacar a los malandros y nos metimos todos, no fueron los políticos. Los políticos bastante que advertimos en muchas oportunidades que votar por ellos era entregarles el país y la gente siguió votando por ellos.

Considera que también hay una responsabilidad de la gente…

—Es una responsabilidad de todos. Nosotros hubiéramos querido el cambio político, sin embargo, nosotros no le entregamos las armas a Nicolás Maduro. Él está soportado por las armas, no está soportado por ningún tipo de legalidad y eso ha tenido que llegar a descubrirse producto de la lucha del pueblo venezolano. Creo que el pueblo venezolano ha sido muy fuerte, muy heroico en este proceso y ese es un reconocimiento. Yo creo que el dedicarnos a buscar culpas es parte de lo que quiere el Gobierno. No estoy diciendo que no se debe revisar las políticas y las acciones, solo digo que hay unas cosas que son reales y tangibles. Si usted se sube en el ring a boxear con una persona que es más fuerte que usted, más rápido que usted, le va a dar una golpiza. Si se sube con esa persona a boxear y sabe que es tramposo y exponemos públicamente que lo que pasa es que le da patadas a la gente, que pone herraduras en los guantes, ya sabemos que subirse al ring de boxeo no es tan fácil como subirse a boxear.

Sin embargo, como usted mismo dijo, es importante identificar esos errores para corregirlos.

—Totalmente. Sin duda y saber con quién nos estamos enfrentando y las acciones que hay que tomar. Hoy, después de la lucha de calle, que yo creo que debe retomarse y el pueblo venezolano también tiene que pensar si cree que fue suficiente salir cuatro meses para salir de esto o si hace falta más. Yo soy de los que creo que hace falta más, a la gente también se le acabó la gasolina, perdió la esperanza, eso era parte de la táctica del Gobierno y creo que el pueblo también tiene que reflexionar, porque la Mesa no ha dejado de convocar a la calle.

¿Se está reformulando la estrategia sobre las manifestaciones de calle?

—Hay un reflujo, fueron meses duros, la represión es brutal, lo que ha hecho el Gobierno con la ciudadanía no es cualquier cosa, la persecución no es cualquier cosa y el miedo que han sembrado y, después de esa pelea que he referido, hay que curar las heridas, reposar. Entendemos que hay una suerte de reposo tácito de la gente y hay que saber comprender los momentos. Ahorita es un momento donde está actuando fuertemente la comunidad internacional, donde el Gobierno se está desnudando mucho más y volverá el momento de una lucha de calle muy intensa. 

¿Cómo van a hacer para que las comunidades populares se involucren más en las protestas?

—El Gobierno pretende esclavizar al pueblo venezolano con miedo a la represión, a las detenciones, a la clase media y con miedo a perder dádivas y subsidios y apoyos muy malos, por cierto, de miseria, que dan en los sectores populares, pero que significa darle o no comida a la familia, al abuelo, al padre y esa es la forma de coacción que viene generando el Gobierno para tener esclavizada y presa a la población venezolana. Nosotros en el proceso de los cuatro meses activamos a los sectores populares y los sectores populares estuvieron protestando. Lo que pasó en El Valle, en La Vega, en San Martín en el Guarataro, fueron protestas fuertes, pero fueron repelidas con mucha violencia por parte del Gobierno y hay que prepararse en los dos ámbitos para que la lucha sea más sostenida y con una acción más uniforme en el próximo proceso de acción de calle masiva.

¿Habrá alguna reformulación del trabajo de la Asamblea Nacional?

—Vivimos en una dictadura, hoy estamos en el palacio, pero este Palacio Federal Legislativo está tomado militarmente, no podemos obviar que hay una toma militar del Palacio y lo puedes ver. Aquí quien manda son los militares y nosotros estamos resistiendo, viniendo acá, presionando para que este recinto, que es del pueblo venezolano, siga siendo el recinto de la AN y estamos resistiendo con las competencias de la AN. Esas competencias no se cumplen porque la dictadura las impide, pero son acciones que cuando vuelva la democracia a Venezuela, cuando vuelvan las leyes a Venezuela, van a tener que ser cumplidas.

cronica.uno
Share.

Leave A Reply