Por qué deberías comer mucho perejil, según la ciencia

0
76
Por qué deberías comer mucho perejil, según la ciencia
Por qué deberías comer mucho perejil, según la ciencia

Una hierba oriunda del Mediterráneo oriental europeo y que además de su sabor exquisito, previene enfermedades como el cáncer y la diabetes y te aporta numerosas ventajas.

¿Qué tienen en común la sopa Minestrone, la salsa tártara, la gremolata, el pesto, la ensada tabulé o el babalao al pil pil? En efecto, la presencia de perejil, uno de los condimentos imprescindibles de la cocina mediterránea junto a otras como el ajo, orégano, tomillo, romero, albahaca o pimienta. Muy presente en salsas, sopas, guarniciones y ensaladas, esta hierba ya era usada por civilizaciones como la griega y la romana para aromatizar sus guisos. Entre otros, el emperador Carlomagno también ordenaba su cultivo.

Entre sus propiedades, cabe destacar que las hojas de todos los tipos de perejil son ricas en vitaminas A, B1, B2, C y D y se recomienda consumirlo en crudo, puesto que la cocción elimina parte de sus componentes vitamínicos. Si se cocina, es mejor hacerlo poco para que conserve su aroma.
La ciencia ha reiterado en múltiples ocasiones los beneficios de esta hierba. Recientemente, una investigación publicada en el Journal of Nutrition reveló que los alimentos ricos en mirecetina -presente en el perejil, donde hallamos 8 miligramos por cada 100 gramos– reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 26%.

Dos cucharadas de perejil diario te aportan el 2% de las necesidades de calcio, hierro y ácido fólico diarios, el 12% de vitamina A, más del 150% de vitamina K y el 16% de vitamina C. Todos estos nutrientes contribuyen a fortalecer la salud de tus huesos, mejorar tu sistema inmunológico y prevenir el envejecimiento, ya que el betacaroteno es un potente antioxidante que contribuye a proteger el organismo contra el daño de los radicales libres.

Si atendemos a otros estudios científicos que ponen de manifiesto el gran valor del perejil, un estudio publicado en el Journal of Urology mostró que ingerir hojas y raíces de perejil redujo la cantidad de depósitos de oxalato de calcio en los animales, contribuyendo a descomponer los cálculos renales en los animales. Otras de sus propiedades son el alivio de dolor articular gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la reducción de la fatiga y la mejora de la anemia.

En relación al cáncer, un estudio reciente publicado en Journal of the Science of Food and Agriculture categorizó al perejil como un potente anticancerígeno debido a varias de sus acciones: el perejil funciona como antioxidante que destruye los radicales libres, protege el ADN de los daños e inhibe la proliferación y migración de las células cancerosas en el cuerpo.

 

DC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.