Brote de lechina se suma a la crisis que hunde al J. M. de los Ríos

0

Cuarentena-por-Varicela-JM-de-los-Ríos

Un bote de aguas negras, tres niños muertos por una infección que contrajeron al ser dializados y ahora una cuarentena para controlar un brote de varicela. El servicio de Nefrología del Hospital de Niños de Caracas intenta mantener a sus pacientes con vida mientras las condiciones adversas se multiplican.

Un cartel anuncia que el Servicio de Nefrología del hospital J. M. de los Ríos se encuentra en cuarentena. Desde el 16 de junio, el área está aislada para proteger al resto de los pacientes de un brote de varicela.

La madre de uno de los enfermos renales se contagió con lechina y desató la alerta. La mujer es madre soltera y no tiene quién cuide a su hijo que está hospitalizado, por lo que no ha podido alejarse de las instalaciones, pero ambos están separados del resto de los pacientes, informó Belén Arteaga, jefa del Servicio de Nefrología.

A los niños internados que no han sufrido la enfermedad o que no tienen la vacuna, se les está aplicando valganciclovir para prevenir el contagio.

“Hasta ahora no hemos tenido ningún caso pediátrico. La cuarentena es una medida de prevención. El hecho de que no haya casos no quiere decir que no vaya a haber porque pueden estar en período de incubación. Lo que queremos es controlar una posible propagación”, indicó la doctora.

Retahíla de problemas

El brote de lechina pone en riesgo a los 21 niños que se atienden en la unidad, pero amenaza, sobre todo, a los 13 que desde marzo luchan contra bacterias adquiridas mientras se dializaban.

La hipótesis de que las bacterias provienen del agua con la que se realizan los tratamientos aún no ha obtenido una respuesta totalmente favorable. “Todavía tenemos pacientes febriles, las medidas que tomó la dirección, como la limpieza de los tanques, fueron tardías. Y aún no tenemos cultivos en la mano, ni positivos ni negativos. No sabemos dónde estamos parados”, dijo Arteaga.

En varias ocasiones, los niños infectados han tenido que ser tratados con antibióticos vencidos, pues son los únicos de los que dispone el J. M. de los Ríos.

“Seguimos con donaciones, pero el meropenem, por ejemplo, se había acabado y tuvimos que usar el vencido del hospital.  Lo usamos hasta el viernes que nos llegó otra donación”, reclamó la jefa de Nefrología.

La infección por bacterias cobró la vida de tres enfermos. Ni la dirección del Hospital de Niños ni el Ministerio de Salud se ha pronunciado al respecto.

Las madres de dos de los niños introdujeron demandas antes el Ministerio Público para que se esclarezca la causa de muerte y se determinen las responsabilidades de las autoridades por las carencias y contaminación del servicio.

La ONG Prepara Familia estudia llevar el caso ante el Tribunal Supremo de Justicia.

 

El Estímulo

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...