Venezolanos recurren a medicinas de uso animal por escasez

0

La escasez de medicinas en Venezuela es un problema que con el pasar de los días se agudiza notablemente. Es evidente el retroceso al cual ha sido sometido el país durante los últimos años, pero no es lo mismo que escasee algún alimento, que se puede sustituir por otro, a que no se encuentre una medicina.

La situación con la escasez de medicamentos es tal, que los venezolanos no solo han tenido que recurrir a viejas prácticas como preparar brebajes con yerbas para poder sanarse, sino que también han optado por usar medicinas para animales.

Desde el año 2015, se tiene data de que muchos venezolanos, principalmente aquellos que han sido trasplantados, han recurrido a tomar medicamentos de uso veterinario debido a la escasez que existe en el mercado de Prednisona, medicamento que sirve para evitar el rechazo del nuevo órgano en el cuerpo.

Buscando el bienestar a toda costa

Rosa María Pepe, paciente que sufre de alergias crónicas contó a Runrun.es que fue picada por una avispa, lo que le produjo una reacción alérgica muy fuerte y que por ello tuvo que asistir de emergencia a la clínica.

Le recetaron un tratamiento que incluía Prednisona y su hija, quien tiene una mascota, le comentó a la doctora tratante que tenía el medicamento pero de uso veterinario, a lo que la doctora respondió que sí podía tomarlo, porque la Prednisona animal tiene los mismos componentes que la utilizada en humanos. La médico infectóloga que las atendió les aseguró que no le generaría ninguna reacción adversa, ni efectos secundarios.

Pero, eso no era todo, la Prednisona que tenían en casa no alcanzaba para cumplir el tratamiento a cabalidad y tuvieron que recurrir a las redes sociales para pedir ayuda.

En Twitter, consiguieron el medicamento a través de un donativo, pero descubrieron que hay muchas personas que venden el producto a 8 mil bolívares cada pastilla, lo que significa que una persona que tenga que tomar Prednisona a diario y por lo menos dos veces al día, debe hacer una inversión semanal de 112 mil bolívares.

También se dieron cuenta que en Maracaibo venden el blíster en 9 mil bolívares, unas 100 veces más de lo que cuesta en las farmacias.

Debido al alto costo de los productos para el aseo personal y la calidad del agua en el estado Miranda, Xiomara Pereira comenzó a sentir una picazón extrema en la espalda y piernas. Pensó que con el pasar de los días mejoraría si se aplicaba Clotrimazol, pero ocurrió todo lo contrario. Su cuerpo se brotó de muchos puntos rojos que le picaban sin piedad. Cuando la invadió la desesperación acudió a un CDI en Petare en donde fue diagnosticada con una escabiosis.

A Pereira le recetaron ivermectina, tratamiento para curar la escabiosis, pero le advirtieron que le iba a costar mucho conseguirla porque es otra de las medicinas que más escasea en Venezuela. La medico tratante le sugirió que podía usar ivermectina de uso veterinario ya que tenía los mismos componentes y no le iba a generar efectos secundarios.

Negada a seguir la recomendación, Xiomara Pereira prefirió acudir a métodos antiguos. Frotarse vinagre, tomar guarapos de hierbas y hasta ponerle un chorro de cloro al agua con que se bañaba. Nada de esto funcionó. Tuvo que ceder y comprar la medicina para animales.

No se debe hacer

A juicio del doctor Orlando Barrios G, médico internista del Hospital Pérez de León, ninguna persona debería usar tratamientos que fueron creados para animales. “Aunque tengan la misma composición química, la medicina animal es para animales, no para humanos”. El galeno rechazó enfáticamente esta práctica y aseguró que esto puede poner en riesgo la vida del paciente.

Venezolanos sí están usando medicina para animales

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana Freddy Ceballos, ratificó que los venezolanos sí están tomando medicina animal para mantenerse con vida. Aseguró que desde hace mucho tiempo no hay prednisona en el país y que son los trasplantados los que más están sufriendo la severa crisis de medicinas que hay en el país.

Ceballos informó que actualmente hay un déficit de medicamentos de 85%, una situación nunca antes vista en ningún gobierno.

El presidente de la Federación comentó que los venezolanos que sufren de la tensión están picando las patillas por la mitad para rendir el medicamento y que los que no consiguen antihipertensivos se están poniendo un ajo debajo de la lengua, lo que significa un gran problema que puede traer graves consecuencias a la salud.

Entre los medicamentos que más escasean en el país están los antibióticos, los fármacos que se usan para tratar los problemas de la próstata, la circulación e hipertensión ocular. Resaltó, además que en el país existe una situación crítica con los medicamentos de alto costo, usados para tratar el cáncer.

En una entrevista ofrecida a Fedecámaras Radio, el director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), Francisco Valencia informó que “hay una escasez absoluta de medicamentos de alto costo”, indicando que hay aproximadamente unos 300 mil pacientes afectados por esta situación. “Se están sentenciando a las personas a una muerte silenciosa por la falta de insumos“, alertó.

A través de su cuenta en Twitter, la Federación Farmacéutica de Venezuela informó que se está suscitando una situación alarmante en Maracaibo y que se está extendiendo gradualmente a otras ciudades. Se están trayendo de Colombia blísteres (envase donde vienen las pastillas) de productos farmacéuticos rotulados como uso institucional para comercializarlo a precios de bachaquero.

Freddy Ceballos aseguró que todos los días reciben llamadas de personas desesperadas buscando medicinas y que el gobierno nacional no le ha dado la debida importancia al sector salud.

La gente pide auxilio en redes sociales

Las redes sociales no solo han servido para entretener e informar. Desde hace algunos años, los venezolanos las están utilizando para brindar ayuda a los más necesitados. A diario, se multiplica la creación de cuentas tanto en Twitter, Facebook e Instagram para dar a conocer la existencia de algún medicamento en una farmacia o simplemente hacer un donativo.

Antonella Peraza, ama de casa y madre de un niño que tuvo una enfermedad gastrointestinal comentó a Runrun.es que en su desesperación por no encontrar el medicamento que necesitaba su hijo (Metronidazol), recurrió a las redes sociales para pedir ayuda y mucha gente atendió a su llamado. Peraza asegura que de no haber hecho eso no habría encontrado el antibiótico.

 

Runrunes

Share.

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017