Ladrones toman como rehén a una familia

0

La huida de dos asaltantes que ayer robaron un celular a un transeúnte en la carrera 19 fue interrumpida por funcionarios de la policía  estadal. En la operación los ladrones se enfrentaron a los uniformados e intentaron escudarse tomando como rehenes a dos integrantes de una familia.

Al final de la mañana  los sujetos cometieron el atraco,  pero inmediatamente después de hacerlo una comisión de  Polilara fue tras ellos. Lograron alcanzarlos  en la carrera 13 con calles 42 y 43. Allí, los delincuentes  perdieron ventaja, porque la moto roja marca Empire en la que se movilizaban  perdió estabilidad cuando  pasaban por un trecho  cubierto con arena. Al ver tan cerca a los policías les apuntaron con  armas de fuego, lo que produjo un tiroteo en la vía pública, a unos  pasos de donde  varias personas alargaban una cola para recibir el almuerzo en la Ciudad de los Muchachos, donde funciona el comedor del  programa social de la gobernación del estado Paquita, relataron a EL IMPULSO testigos del suceso.

Algunas de las balas hirieron a cuatro de las personas que aguardaban  para entrar al comedor. Todos  fueron atendidos en el Ambulatorio del Sur. A un señor de la tercera edad llamado Luis Alberto  Granda una bala entró y salió en el cuello. Antes de que lo trasladaran al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) su estado era delicado, pues había perdido cantidad importante de sangre. Mariela Agüero, de 36 años de edad tenía una herida  por arma de fuego en el intercostal derecho. Agustín  Guanipa (81) y Pedro Oliveros (65)  presentaron lesiones en el antebrazo izquierdo  y derecho, respectivamente.

Después del enfrentamiento, los antisociales corrieron por la calle 42 e irrumpieron en las  casas por la parte trasera. Saltaron varias paredes hasta que, finalmente, se internaron en una de las viviendas  ocupada por una niña y una anciana. Hasta allí  llegaron  los funcionarios de Polilara y al saberse acorralados los  ladrones las usaron como rehenes, situación  que los oficiales pudieron  controlar  y librar de daños a la familia.

Los presuntos ladrones Joandris David González González, alias El Maracucho, y Francisco Javier Monasterio Moreno se entregaron y los pusieron a la orden de la Fiscalía Séptima del Ministerio Público por robo agravado con situación de rehén,  resistencia a la autoridad y porte ilícito de arma de fuego. Retuvieron la moto e incautaron  una pistola calibre 3.80 milímetros.

 

elimpulso.com

Share.

Leave A Reply