¿Una revolución inminente en el sector energético y otros gracias a un salto en la tecnología termoiónica?

0

La energía es uno de los problemas más difíciles a los que se enfrenta la sociedad en la actualidad, con alrededor de 1.200 millones de personas sin acceso a la electricidad. La energía térmica es una de las fuentes energéticas más abundantes, baratas y ampliamente utilizadas en el mundo, pero se obtiene usando tecnología antigua: por ejemplo, más del 80 por ciento de la energía generada en los Estados Unidos procede de motores y turbinas de calor mecánico, basados en tecnología del siglo XIX, que solo puede ser empleada con el suficiente rendimiento en grandes centrales eléctricas.

 

En cambio, el conversor termiónico de energía puede transformar el calor en electricidad de forma más eficiente y sin necesitar grandes y caros equipamientos, gracias al fenómeno de la emisión termiónica. Los conversores termiónicos de energía se desarrollaron por vez primera en la década de 1950, para su uso en misiones espaciales, pero los científicos no lograron hacerlos lo bastante eficientes para su aplicación en la producción industrial de electricidad. Ahora, con materiales y métodos modernos, es posible mejorar su eficiencia notablemente.

 

El equipo de Hongyuan Yuan y Roger Howe, de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, ha presentado un prototipo de conversor de energía que utiliza grafeno en vez de los materiales que son tradicionales en los dispositivos convencionales de esta clase. El nuevo conversor es casi siete veces más eficiente que los modelos convencionales.

 

[Img #42473]

 

El prototipo del nuevo conversor termoiónico. (Foto: © Elsevier)

 

Este avance podría marcar el inicio de una “reignición” en el campo de la conversión termiónica de energía, mejorando la forma en que producimos electricidad y reduciendo el impacto negativo que el proceso de su producción tiene en muchos casos sobre el medio ambiente.

 

La nueva tecnología no está todavía lista para su uso en centrales eléctricas o en hogares: el prototipo funciona en una cámara de vacío y no en un entorno normal. Los investigadores están ahora trabajando sobre un conversor termiónico de energía empaquetado al vacío para probar la fiabilidad y eficiencia de la tecnología en aplicaciones de la vida cotidiana.

 

Este prototipo es solo el primer paso, hay mucho más por hacer; pero los resultados son muy prometedores.

 

Información adicional

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...