Un muerto y un herido con tiros de fusil AK47 en El Junquito

0
25
Un muerto y un herido con tiros de fusil AK47 en El Junquito

Dos funcionarios de la GNB están detenidos por su presunta implicación en la muerte de Christopher Abraham Fonseca Petit, de 27 años de edad, quien resultó mortalmente herido de un tiro en el abdomen, el sábado a las 6:00 am en una alcabala instalada por ese componente en el kilómetro 7 de la carretera de El Junquito.

Fonseca Petit, ingeniero mecánico, conducía una camioneta Chery Tigo y estaba acompañado de dos amigos, uno iba como copiloto y otro en el asiento posterior. Esa camioneta formaba parte de una caravana de cuatro vehículos conducidos por amigos que habían salido el viernes en la noche, estuvieron en Quinta Bar y en la madrugada se fueron a comer arepas.

Como todos viven en diferentes sectores de El Junquito, decidieron luego irse en caravana. La víctima estaba domiciliada en el sector Araguaney. Cuando Fonseca Petit, en su camioneta Chery Tigo, llegó al kilómetro 4 donde había una alcabala de la GNB un funcionario le hizo señas para que se detuviera, pero continuó la marcha. Desde ese puesto, un guardia nacional radió al personal de ese componente que estaba en la alcabala del kilómetro 7 para informar lo ocurrido y pidió que detuvieran la camioneta.

Al llegar al sitio, Fonseca Petit bajó el vidrio de la ventana y discutió con uno de los militares para luego continuar la marcha, pero cuando iba a pasar el “policía acostado”, uno de los funcionarios hizo dos disparos con un fusil AK47. Un proyectil impactó en el abdomen del conductor de la Chery Tigo y le destruyó órganos vitales. La otra bala hirió al acompañante que iba en el asiento posterior. Recibió el tiro en un glúteo y el proyectil salió por una pierna. Se conoció que los funcionarios de la GNB no le prestaron ayuda a los heridos que fueron llevados al hospital Pérez Carreño por integrantes de la caravana. Al llegar a ese centro se encontraron con que no había camillas y los lesionados fueron colocados en el piso. Una amiga que los acompañaba logró conseguir una para el que estaba mas grave.

Fonseca Petit fue sometido a una operación y se complicó por una contaminación, ya que no le colocaron drenaje a pesar de haberle operado el intestino. Murió de una septicemia.

A los familiares les pidieron 30 donantes de sangre y una vez que los consiguieron no había bolsas para guardar la sangre. También les pidieron antibióticos.

Una vez que Fonseca Petit fue intervenido quirúrgicamente dos guardias nacionales lo custodiaron. También se supo que los funcionarios de la alcabala del kilómetro 7 habían elaborado un informe del suceso en el que reseñaban que el ingeniero se había enfrentado a ellos. Dos de estos están detenidos por el caso.

Christopher Abraham Fonseca Petit era hijo único, laboraba comprando vehículos que reparaba y luego vendía. Deja un bebé de seis meses de nacido. Su aspiración era irse del país con toda su familia.

DC

Deja un comentario