83 extranjeros presos denuncian violación de sus derechos

0
166
83 extranjeros presos denuncian violación de sus derechos

En carta enviada al OVP, los reclusos aseguran que en el Centro de Formación del Hombre Nuevo Simón Bolívar los discriminan y obligan a gritar consignas a favor del gobierno

Aproximadamente 83 extranjeros de 30 nacionalidades distintas denunciaron ante el Observatorio Venezolano de Prisiones que en el Centro de Formación del Hombre Nuevo Simón Bolívar, donde están recluidos a las órdenes de tribunales penales, se les viola sus derechos humanos y son sometidos a discriminación, a la obligación de profesar una religión o ideología distinta a la que tenían en sus países de origen, a denigrantes condiciones de la infraestructura y cómo afecta esa situación.

En carta dirigida a Humberto Prado, director de la ONG, los reclusos foráneos aseguraron que desde que están privados de libertad en ese centro, que fue inaugurado en diciembre de 2017 en sustitución de la antigua cárcel de La Planta, no han recibido visitas de sus parientes. “La familia que ellos tienen en el país son mujeres venezolanas con quienes tienen hijos y que en algunos casos se han casado, antes de ser trasladados desde distintas cárceles a ese centro”, afirmó Prado.

El abogado manifestó: “El derecho a la visita no se lo puedes quitar a ninguno de ellos”. Aseguró que los detenidos no han sido visitados por ningún embajador ni diplomático de sus países de origen, razón por la cual instó a las embajadas respectivas a que velen por los derechos humanos de sus nacionales.

Otras denuncias. Humberto Prado indicó que los presos describen situaciones inquietantes en el texto: “Esta cárcel parece una jaula de King Kong, a los animales los tratan mejor que a uno… Nos obligan a practicar orden cerrado con consignas alusivas al gobierno”. Además denuncian que la educación que reciben en el penal no los ayuda a la reinserción en la sociedad. Las celdas no tienen ventilación y las condiciones de hacinamiento son idénticas a las de otros retenes.

“Solo les dan un uniforme con el que tienen que mantenerse por mucho tiempo”, dijo Prado. Agregó que la comida es mala e insuficiente, y duermen en colchonetas que parecen hojas de papel de lo delgadas que son. Las duchas no fueron terminadas y casi nunca hay agua para poder asearse lo cual causa que los espacios dentro de la prisión estén sucios.

Los reclusos narran que en varias oportunidades han salido uniformados a realizar trabajos de limpieza al exterior del penal y durante esos momentos se han sentido humillados al ser señalados y además insultados por las personas que transitan por el lugar, indican en la misiva.

En alusión a estos maltratos, Prado recordó cuando se celebró el Congreso sobre el Protocolo Facultativo de la Convención Contra la Tortura, el ministro de justicia de Suráfrica le preguntó: “¿A ustedes les gustaría que tratáramos a sus presos como ustedes tratan a los nuestros?”.

El dato

La ministra del Servicio Penitenciario, Mirelys Contreras, señaló durante la reinauguraron el centro penitenciario, en diciembre de 2017, que los presos solo recibirían visitas diplomáticas y consulares “para mantener la tranquilidad de los habitantes de comunidades aledañas. También prometió culminar la construcción de un parque a un lado de la edificación, la cual fue una promesa realizada por Chávez  en 2012 y que hasta ahora no se ha cumplido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.