Skip to content
Noticias Diarias

Abrams: EEUU no toleraría a Cabello o El Aissami en una transición en Venezuela

22 agosto, 2019
Abrams: EEUU no toleraría a Cabello o El Aissami en una transición en Venezuela

El enviado especial del Gobierno de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, anunció el 7 de febrero que cancelarían visas de los integrantes de la chavista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. POR DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EEUU

Washington está en contacto con un amplio número de chavistas, y aceptaría que algunos de ellos acompañen al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en un eventual gobierno de transición, siempre y cuando estos no lleven el nombre de Tareck el Aissami o Diosdado Cabello, dijo el representante de Estados Unidos para los asuntos de Venezuela, Elliott Abrams.

Las declaraciones de Abrams fueron brindadas en medio de distintos informes de que integrantes del régimen de Nicolás Maduro han estado tocando las puertas de Washington para tratar de negociar una salida personal a la crisis. Uno de esos artículos, publicado por la agencia de noticias AP, reveló que entre los negociadores se encuentra el propio Cabello, aunque el controversial dirigente chavista luego desmintió que estuviera haciéndolo.

Aun cuando Abrams, en una entrevista con el Nuevo Herald, no quiso dar detalles sobre los integrantes del chavismo que podrían o no estar conversando con Washington, el diplomático reiteró que el gobierno de Estados Unidos respetaría una eventual decisión de Guaidó de conformar un gobierno de unidad nacional integrando con dirigentes que hoy obedecen a Maduro.

Pero no si estos están involucrados en el narcotráfico o son solicitados por la justicia estadounidense.

“No”, respondió Abrams al ser preguntado si la administración Trump aceptaría un gobierno de transición en Venezuela en la que estuviesen presentes El Aissami o Cabello.

“Nosotros ciertamente estableceríamos un límite para excluir a quienes están involucrados en el narcotráfico, y hay otros ejemplos alrededor del mundo, donde personas de ese tipo han estado involucrados en un gobierno, y nosotros hemos dicho, no vamos a tener nada que ver con eso. No vamos a hablar con ellos ni tratar con ellos”.

Ambos, Cabello y El Aissami, han sido sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por múltiples crímenes, incluyendo narcotráfico, y ambos son investigados por las agencias policiales del país norteamericano bajo sospecha de que encabezan el denominado Cartel de los Soles.

“Tareck el Aissami enfrenta cargos en Estados Unidos, y nosotros no vamos a trabajar con alguien así. Y es difícil ver cómo un gobierno de transición, un gobierno de unidad nacional, puede incluir gente de ese tipo”, aseveró Abrams.

Según el artículo de AP publicado el domingo, basado en declaraciones de un alto funcionario estadounidense no identificado, la meta de las conversaciones con Cabello no buscaban ayudarle a reemplazar a Maduro sino aumentar la presión sobre Caracas, alimentando disputas internas que en opinión de Estados Unidos podrían estar ocurriendo entre diferentes sectores del régimen.

Un gobierno de transición, obviamente, tampoco incluiría a Maduro, quien tendría que salir del poder antes de que los venezolanos puedan iniciar el proceso de preparar nuevas elecciones libres y transparentes, dijo el diplomático estadounidense.

Varios funcionarios del régimen de Maduro han sido acusados formalmente por corrupción o narcotráfico por la justicia estadounidense, incluyendo al actual ministro de relaciones Interiores, Nestor Reverol, el ex jefe de Inteligencia, Hugo Carvajal, y el ex Ministro de Electricidad, Luis Motta Domínguez.

La justicia estadounidense también ha presentado cargos contra múltiples empresarios ligados al chavismo que han acumulado cientos de millones de dólares en operaciones de corrupción en sociedad con figuras claves del régimen.

Hasta el momento, los fiscales federales no han anunciado cargos formales contra Cabello, quien ha estado en el centro de investigaciones por más de una década. No obstante, el número dos del chavismo podría tener cargos que simplemente no han sido dados a conocer.

Durante la entrevista, Abrams dijo que son muchos los integrantes del régimen que están buscando una salida, pensando que Maduro está destruyendo el proyecto político iniciado por el fallecido presidente Hugo Chávez y que lo mejor que podría pasar al país es simplemente salir de él.

“Nosotros estamos encontrando que muchos chavistas piensan que el chavismo está siendo destruido por Nicolás Maduro”, dijo Abrams.

Estas personas ya han comenzado a maniobrar para tratar de poner fin a lo que ha sido un duro capítulo en la historia de Venezuela, y de allí que la prensa mundial haya comenzado a registrar las diferentes historias sobre intentos de negociación.

“Creo que las presiones sobre el régimen son muy grandes y todas las historias de ésta semana nos muestran lo nervioso que está el régimen”, dijo el enviado especial.

Desde el fallido levantamiento militar del 30 de abril, “Maduro ha estado al tanto de que no tiene respaldo incluso dentro de su propio régimen, que todo el mundo está buscando una salida, y que todo el mundo está pensando en lo que podría pasar mañana”, agregó.

A %d blogueros les gusta esto: