Economía Noticias

Academia de Ciencias Económicas exige un programa de estabilización que acabe con la hiperinflación (documento)

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

La Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE), presentó un balance económico de 2018 en el que reseña una caída superior al 15% del PIB, sexto año consecutivo de contracción, que suma una reducción del ingreso por habitante del 50%. Corresponde al período de Maduro, quien aplicó políticas fiscales y monetarias altamente expansivas que, ante la merma de la oferta, desataron una pavorosa hiperinflación. A pesar de los señalamientos de la ANCE y de otros economistas, el gobierno se negó a rectificar, lo que lleva a concluir que deliberadamente fueron perseguidos fines contrarios al bienestar de los sectores mayoritarios de la población, con secuelas trágicas de hambre, enfermedades y muertes.

El documento señala como causa de la hiperinflación un fuerte desequilibrio público financiado con dinero “inorgánico”, en violación del ordenamiento constitucional que rige la misión del Banco Central, como a la gestión presupuestaria. El gobierno se arrogó arbitrariamente la ejecución de gastos al margen de los mecanismos institucionales de control y supervisión, sin rendir cuentas y en ausencia total de transparencia. Creó un círculo vicioso en el que mayores gastos redundaron en enormes déficits públicos que, al financiarse con emisión monetaria, generaron más hiperinflación. Al cerrar el año la capacidad de compra del nuevo cono monetario se había reducido a solo un 2% de cuando se emitió. El salario mínimo se contrajo en 96%, a pesar de haberse incrementado varias veces. Se disparó el precio del dólar, pero en monto menor a la hiperinflación, ocasionando una apreciación importante del bolívar.

El balance reseña la continuación de las políticas de acoso al sector privado a través de controles de precio y regulaciones, que restringieron la producción y comercialización de bienes y servicios e inhibieron la inversión y la iniciativa privada. Junto a la inflexibilidad del mercado laboral, socavaron toda posibilidad de reactivar la economía y generar empleo productivo mejor remunerado. El documento también recoge el efecto adverso del control creciente que ejerce la Fuerza Armada sobre la economía.

Con respecto a la industria petrolera, observa una disminución de más de 500 mil barriles diarios producidos. Mayores precios resultaron en exportaciones cercanas a los $25 millardos. Las entregas a países de PetroCaribe, los reembolsos a China y la importación de crudo liviano y refinados por la reducción en su producción local, pudieron haber reducido esta cifra a la mitad. Se señala la conducción deficiente de PdVSA, tanto más grave por la dependencia del país de lo importado, a consecuencia de la destrucción de capacidades productivas domésticas y el cierre de los mercados financieros foráneos. La República, como PdVSA, están de hecho en situación de impago en 2018. Ante ello, el gobierno procura obtener divisas explotando el Arco Minero del Orinoco, afianzando así un modelo extractivista que amenaza con provocar grave daños ecológicos en tan importante reserva natural. Como era de esperar, importaciones reducidas perjudicaron el bienestar de los venezolanos. Éstas, más el impago de la deuda, obligan a preguntar por el destino de las divisas ingresadas por exportación petrolera.

El Balance también reseña los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2018 (ENCOVI), sobre el deterioro mayor en las condiciones de vida de la población, y su dependencia creciente de programas de reparto clientelar. Lamenta el quebrantamiento de la economía mercantil, que ampara una economía de expoliación que ha encumbrado una nueva oligarquía parasitaria. Reitera señalamientos anteriores de la ANCE sobre la necesidad de un programa de estabilización que liquide, cuanto antes, la hiperinflación, provisto de un generoso financiamiento internacional, un programa de atracción de inversiones productivas y el levantamiento de los controles y medidas punitivas que aplastan la iniciativa privada e impiden la competencia y la mejora en la productividad. Finaliza señalando la necesidad de restablecer las garantías del orden constitucional para lograr un cambio democrático y así abrirle al país posibilidades de superar la tragedia causada por un gobierno que no debe perpetuarse.

Academia de Ciencias Económ… by on Scribd

La Patilla

Deja un comentario