Skip to content
Noticias Diarias

Argentina se quedó con el tercer lugar de la Copa América

6 julio, 2019
Argentina se quedó con el tercer lugar de la Copa América

Definitivamente, la historia de Lionel Messi con Argentina está lejos de ser una de esas inventadas por Disney, polémicas de inclusión aparte, y está más cerca de ser una de la que Alfred Hitchcock se sentiría completamente orgulloso. Y es que ni en las celebraciones el ‘10’ argentino puede estar, porque en el día que su equipo limpia un poco su cara con el tercer lugar de la Copa América 2019 al ganarle a Chile, él es expulsado dejando una imagen tan mala como los campos que presentó Brasil para este torneo.

No solo son ya las tres finales perdidas, ahora la mancha de Messi estará en que hasta en las celebraciones desluce. Pese a lo poco atractivo que es jugar por el tercer lugar, más lo bajo que se mostró el público en el estadio y lo mucho que se esforzaron los jugadores por hacer ver que el partido no valía nada, la realidad fue que hubo más patadas que una película de Jackie Chan y un resultado de 2-1 que quedó apagado por una expulsión que se recordará por décadas.

Porque aunque Argentina y Chile querían estar en al final, lo cierto es que pusieron todo en la lucha para llevarse la medalla de bronce. Scaloni y Rueda sacaron sus mejores hombres para ver quien compartiría podio con Brasil y Perú; sin embargo, el poder individual de ‘La Albiceleste’ no se hizo sentir tanto en el juego, en el que los chilenos se movieron mejor, pero si en el marcador.

Casi sin quererlo, con dos chispazos de Agüero -genialidad de Messi incluida- y Dybala, el equipo argentino se adelantó. La noticia de que Argentina le huía al balón como si de un fantasma se tratara no era nueva, el verdadero suceso era que Chile tenía el balón, pero hacía lo mismo con él que un calvo con un peine.

Así se mantuvo el partido hasta el momento fatídico de la caída del D10S argentino. Un balón filtrado al área fue bien cubierto por Medel ante Messi hasta que salió de la cancha, pero un cuerpeo de más no gustó al astro y una guerra por ver quien tenía el pecho más fuerte comenzó. Al parecer el árbitro no se dejó amedrentar y en una decisión salomónica expulsó a ambos jugadores por su espectáculo, dejando anonadaos a propios y extraños.

El VAR dijo presente

Argentina veía como Messi salía cariacontecido del campo, pensado ahora más nuca que ni en las “buenas” se le da con su selección. En la segunda parte los chilenos se activaron, no obstante las patadas y los roces seguían siendo la base del partido. Entre tantos golpes, en uno de ellos el VAR decidió aparecer y puso en el punto de penal a Chile, algo que Vidal no desaprovecharía.

La distancia se acortó, pero el marcador no se movería más. Solo unas chances desperdiciadas por los argentinos levantaron a un público que aún conservaba en su mente a Messi alzando la vista viendo la tarjeta roja.

No hubo más que hacer y el final llegó para consuelo de algunos y desazón de otros; sin embargo, en un partido que tenía que servir como redención y consuelo, terminó siendo de pena y más desplome para un Messi que ni la medalla por el tercer lugar fue a recibir. Las oportunidades se acaban y a la lista negra personal del ‘10’ se agrega esta imagen de el viendo la cartulina roja que, aunque no superará nunca a la de su triste rostro viendo de lejos la Copa del Mundo, sí que queda bastante cerca.

A %d blogueros les gusta esto: