Skip to content
Noticias diarias

Bulgaria bloquea cuentas y congela fondos millonarios de PDVSA

13 febrero, 2019

EE. UU. colaboró para identificar qué dineros depositados provenían de la empresa estatal petrolera. Entretanto, continúan los ejercicios militares en Venezuela.

El gobierno búlgaro neutralizó una cuenta abierta en un banco búlgaro, por donde transitaba dinero de la compañía venezolana PDVSA con destino a otros países, dijo el fiscal general Sotir Tsatsarov.

“Se trata de millones de euros” precisó el director de la Agencia de seguridad nacional búlgara Dimitar Gueorguiev, en rueda de prensa en Sofia.

Bulgaria, alertada por Estados Unidos, “verifica todo su sistema bancario para saber si otras transferencias de Venezuela han sido recibidas y si se han transferido sumas al extranjero”, agregó.

Estados Unidos adoptó sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro y respalda al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente interino el 23 de enero y fue reconocido por medio centenar de Estados.

El objetivo “es asegurarse que la riqueza del pueblo venezolano no sea robada”, aseguró el miércoles el embajador estadounidense en Bulgaria, Eric Rubin.

Según el fiscal general, la cuenta sospechosa fue abierta por un abogado binacional búlgaro, que podría ser perseguido por “blanqueo de dinero, pero que no se halla actualmente en Bulgaria, informó.

¿Giro de Rusia?

Un dialogo entre Sergey Lavrov, canciller ruso, y Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, parece insinuar un cambio en el respaldo del gobierno de Vladimir Putin al régimen de Nicolás Maduro.

Lavrov aseguró, en una conversación telefónica, que su país está dispuesto a dialogar con Estados Unidos sobre la situación de Venezuela; lo que algunos interpretan como un cambio en la posición del gigante europeo tras el respaldo irrestricto que le venían dando a Maduro.

Mientras tanto, Venezuela se dividen entre los ejercicios militares que sigue adelantando el régimen y esa gran parte de la población que clama por la ayuda humanitaria.

Caracol /AFP