Comerciantes y clientes sufren carestía de las bolsas plásticas

0
116
Comerciantes y clientes sufren carestía de las bolsas plásticas
Comerciantes y clientes sufren carestía de las bolsas plásticas

El cobro de bolsas en farmacias, supermercados, panaderías y ferias a cielo abierto ronda entre los 2000 y 5000 bolívares aproximadamente, publica Crónica Uno.

Por 

La carestía y escasez de las bolsas plásticas se han convertido en un problema para comerciantes y consumidores que ahora deben cargar con una bolsita, pagar por el material o llevarse la mercancía en brazos.

La fabricación de bolsas ha mermado debido a que las industrias nacionales que deben proveer los insumos operan a baja capacidad. Por tanto, las empresas tienen limitaciones que se reflejan en la baja disponibilidad en supermercados, panaderías, farmacias entre otros comercios.

Por ejemplo, ya hay panaderías que desde hace semanas venden el pan sin bolsas y si los clientes no tienen dónde guardarlo tienen que llevar el producto en la mano.

CIMG0147

Hoy en día, la tradicional bolsa de dos kilos cuesta 2040 bolívares, de manera que si se compra en paquetes de 100 unidades, el costo es de de 204.000 bolívares. Hace un mes, costaba 112.000 bolívares.

Esta situación ha generado que los negocios cobren las bolsas, cuyos precios están entre los 2000 y 5000 bolívares, aproximadamente.

Víctor Ramírez, vendedor en los mercados a cielo abierto, comentó que optó por recargar el costo de cada bolsa en el precio por kilo de su mercancía. Contó que, en promedio, invierte más de un millón de bolívares en bolsas plásticas cada tres días. El millar está entre 1,3 millones y 1,5 millones de bolívares.

Agregó que prefiere aplicar este método y no negar las bolsas, ya que lo considera como “un servicio que se debe prestar”. Según el comerciante, la carestía de este producto viene agravándose desde hace seis meses.

William Machado, comerciante de La Hoyada, expresó que sus proveedores no le surten de este material plástico debido a la falta de materia prima. Además advirtió que, prácticamente, no le quedan envoltorios en su inventario.

En diciembre teníamos paquetes y le cedíamos la bolsa al cliente. Eso es parte del servicio que presta la empresa, pero ya no podemos hacer eso”, agregó Machado.

“La cantidad de bolsas que se despachaban aquí ya no la podemos regalar. Ahora tenemos que venderlas para poder reponerlas”, señaló el comerciante lamentando molestar a sus compradores. Añadió que “lamentablemente, el último que paga las consecuencias es el cliente que debe cargar con su bolsa en la mano, en su cartera [o llevarse la mercancía en las manos]”.

Machado ha buscado alternativas para atender a sus clientes y ofrece cajas de cartón o reciclar empaques para despachar la compra de varios artículos, pues desde hace dos meses sus proveedores tampoco le surten lo suficiente de ese artículo.

El impacto en los condominios

La menor cantidad de bolsas y el costo, cuando se consiguen, también afecta a los edificios. El presupuesto del que disponen las juntas de condominio para adquirir esos productos resulta insuficiente.

La bolsa de 30 kilos aumentó de 540.000 bolívares a 720.000 bolívares. De manera que una bolsa de basura oscila entre 30.000 y 40.000 bolívares.

De acuerdo con Tarcisio Sosa, expresidente de una junta de condominio en Bello Monte, desde octubre no han podido adquirir la manga plástica necesaria para la compactadora de basura que hay en su edificio.

Sosa comentó que debido a la escasez, en una ocasión, duraron hasta una semana sin desocupar la compactadora de basura, lo cual estaba ocasionando la proliferación de gusanos y moscas en los pisos hasta donde llegaban los desperdicios acumulados por el bajante.

Asimismo, el representante de esta junta sostuvo que la última vez que adquirieron un rollo de manga plástica de 50 kilos, su precio llegó a 3,8 millones de bolívares. Sin embargo, los proveedores de este material le han señalado que la próxima vez en el mercado podría ofrecerse hasta 30 veces más que su último precio.

Foto: Reymar Reyes M.

La Patilla

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.