Congresistas de Estados Unidos visitan este domingo la frontera en Cúcuta

El embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, y los influyentes congresistas estadounidenses Mario Díaz-Balart y Marco Rubio llegaron este domingo a Colombia donde conocerán de primera mano el trabajo de acopio de productos y medicinas financiados por Estados Unidos y otras naciones en la fronteriza ciudad de Cúcuta para atender la llamada emergencia humanitaria que tanto Washington como Bogotá afirman que se vive en Venezuela por causa del régimen de Nicolás Maduro.

Fuentes del Congreso estadounidense aseguraron a El Espectador que los tanto los congresistas como el representante diplomático ante la OEA llegaron a Bogotá y este domingo se trasladan a la frontera en compañía de funcionarios colombianos, encabezados por el embajador colombiano ante la Casa Blanca, Francisco Santos Calderón.

“La delegación se desplazará hasta la frontera colombiana con Venezuela, a Cúcuta, para conocer de primera mano tanto la crisis humanitaria que ha llevado el régimen de tiranía de Nicolás Maduro como los esfuerzos de la comunidad internacional para atender esta crisis”, aseguró la fuente.

El embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americano OEA, Carlos Trujillo, encabeza la delegación que ya está en Colombia y que este domingo se desplaza a Cúcuta. Desde la OEA, Trujillo se ha convertido en los principales apoyos del  presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, a nivel Latinoamericano.

Por su parte, Marco Rubio, que fue candidato presidencial, es un influyente senador republicano de Florida y duro crítico del régimen de Nicolás Maduro. Se ha transformado en uno de los principales consejeros en asuntos internacionales del presidente Donald Trump al punto que hoy los analistas lo consideran el secretario de Estado para Latinoamérica. Su esposa, Jeanette Rubio, de origen colombiano, hace parte de la delegación.

Díaz-Balart –también de origen cubano- es un legislador republicano por Doral, Florida, la ciudad estadounidense donde habita el mayor porcentaje de venezolanos, la mayoría contradictores del régimen de Maduro. Ha sido uno de los principales impulsores de la iniciativa de que Trump designe al de Maduro como “estado patrocinador del terrorismo”. Díaz-Balart introdujo una ley en la Cámara Baja que otorgó un amparo migratorio temporal, conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS), a miles de venezolanos que llegaron a territorio estadounidense huyendo de Maduro.

Los congresistas llegan después de que este sábado aterrizaran en Cúcuta tres aviones C-17 de la Fuerza Aérea estadounidense con toneladas de suplementos nutricionales y kits de higiene. Estos aviones militares, que tienen capacidad para transportar cada uno hasta 77,5 toneladas de carga, partieron de la base aérea de Homestead, en el sur de Miami (EE. UU.).

 

En la pista los esperaban el director de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Mark Green; el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, y Lester Toledo, representante para la asistencia humanitaria del presidente del Parlamento e interino de Venezuela, Juan Guaidó.

También participaron la subsecretaria adjunta de la Oficina de Asuntos para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU., Julie Chung; el jefe de la misión de la OEA en Colombia, Roberto Menéndez, y el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Eduardo José González.

 

La Patilla

Deja un comentario