Politica

Declaran ilegítimo a Maduro: ¿Qué pasa luego de su juramentación?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Mariano De Alba, especialista en Relaciones Internacionales y Derecho Internacional, cuestionó la capacidad de gobernar de Maduro sin respaldo de la comunidad internacional.

Este jueves Nicolás Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia, lo hizo rodeado de los integrantes de los organismos nacionales, todos de carácter oficialista.Sin embargo, los grandes ausentes en el acto fueron los representantes internacionales, lo que se convierte en la materialización del aislamiento que anunciaron al menos 13 países latinoamericanos, pertenecientes al Grupo de Lima; la Unión Europea y el Parlamento Europeo.

Tras la juramentación, las relaciones diplomáticas se ven afectadas debido a que los gobiernos de varios países tildan de ilegítimo a Nicolás Maduro. Tal es el caso de Paraguay, que anunció, minutos después de la juramentación, la ruptura de relaciones con Venezuela.

Mariano de Alba, especialista en Relaciones Internacionales y Derecho Internacional,  resaltó que el aislamiento no es el único factor que afectará a Venezuela, sino que la capacidad de gobernar de Maduro se verá comprometida. “Se puede tratar de gobernar un país en una situación como esa, pero el fracaso está prácticamente asegurado”,indicó.

De Alba opinó, en una entrevista a El Nacional Web, que la viabilidad del país, la recuperación de la economía y la calidad de vida de los venezolanos está “seriamente” en entredicho pues Maduro impulsa un “régimen que no es reconocido internacionalmente y le impide relacionarse con sus vecinos”.

Maduro ha recibido el rechazo de la comunidad internacional desde que el Tribunal Supremo de Justicia le quitó las competencias a la Asamblea Nacional en el año 2017, luego de que la oposición ganará los comicios legislativos del año anterior.

Posteriormente, el gobierno convocó elecciones de los candidatos que integrarían la asamblea nacional constituyente (ANC), organismo que debió ser convocado por el pueblo, según lo establecido en la Constitución.  Este organismo hizo un llamado a comicios presidenciales para el 20 de mayo, función que solo le corresponde al Consejo Nacional Electoral. Por esta razón la elección de Maduro y su juramentación son consideradas acciones ilegítimas para la comunidad internacional.

Durante la campaña, la premisa de la ANC era recuperar la economía de Venezuela. Sin embargo, el poder adquisitivo de los ciudadanos ha desmejorado progresivamente y la inflación acumulada alcanzó 1.698.844,2 % en 2018.

El desconocimiento de Maduro ante la comunidad internacional implicaría conflictos económicos, pues existen acuerdos comerciales binacionales que se verían comprometidos. De Alba señaló que los aliados comerciales tradicionales de Venezuela no ven al gobierno como un “interlocutor serio” con quién se puedan tener relaciones económicas de respeto por lo que el aislamiento y la incapacidad del gobierno para generar un mínimo de bienestar crecerá.

Maduro ha realizado viajes para fortalecer las relaciones económicas principalmente con Rusia y China. De Alba opinó que se trata de esfuerzos cuesta arriba para Venezuela.

“Nadie quiere tener grandes relaciones con quiénes por incapacidad propia han destruido la economía de un país con grandes recursos”, dijo.

Aseguró que países como China y Rusia no ven sentido en profundizar sus relaciones con Venezuela porque el gobierno de Maduro ha demostrado ineptitud pura a la hora de gestionar la economía”, señaló.


Cada vez menos respaldo

El pasado 4 de enero, el Grupo de Lima, integrada por 14 países de América, acordó desconocer el nuevo mandato de Nicolás Maduro en Venezuela, además de declarar la prohibición de la entrada de Maduro en los territorios de los países miembros. El único Estado que no firmó el acuerdo fue México, presidido por Andrés Manuel López Obrador.

De Alba señala que esta posición del Grupo de Lima es una consecuencia lógica del desconocimiento de las “elecciones” presidenciales del 20 de mayo, en las que Maduro fue “reelecto”, debido a que estas no contaron con las mínimas garantías exigidas por las leyes de Venezuela y la normativa internacional.

Señaló que muchos gobiernos se verán en la obligación de tomar medidas como sanciones particulares a funcionarios venezolanos y aumentar la presión. Resaltó que no existe manera que un país petrolero pueda brindar un mínimo de prosperidad a sus ciudadanos aislado de gran parte de la comunidad internacional.

Durante la primera semana del año organizaciones internacionales como la OEA, ONU, Parlamento del Mercosur, la Unión Europea y el Parlamento Europeo expresaron su rechazo al gobierno de Maduro, por considerarlo ilegítimo.

“El desconocimiento al régimen de facto de Maduro tiene repercusiones claves porque llevará a diversos países a tomar medidas concretas para presionar para que la situación se resuelva”, aseguró De Alba.

La OEA aprobó este jueves una resolución que declara ilegítimo el gobierno de Nicolás Maduro.  Con 19 votos a favor, este acuerdo insta a todos los Estados miembros a invitar a los observadores permanentes de la organización internacional a adoptar las medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras que consideren apropiadas para contribuir restauración del orden democrático en Venezuela.

45 diputados del Parlasur impulsaron un proyecto de resolución para desconocer el gobierno de Maduro. Por su parte, la Unión Europea, integrada por 28 países, aseguró que  tomará medidas en caso de que la situación venezolana empeore.

Ante esta situación internacional, De Alba resalta que es fundamental el llamado a elecciones legítimas en Venezuela.

“El esfuerzo no es para sacar a Maduro del poder – lo que es necesario – sino especialmente para que a Venezuela regrese la democracia, el entendimiento mínimo y respetuoso entre sus ciudadanos y esto permita tener un gobierno verdaderamente electo por la mayoría de la población, que tenga realmente por objetivo reconstruir el país y que los venezolanos puedan vivir con un mínimo de dignidad”, aseguró el especialista.

El llamado a elecciones presidenciales es un hecho que la Asamblea Nacional considera difícil de realizar pues, según las declaraciones del presidente del Parlamento, Juan Guaidó, no existen condiciones para realizar unos comicios libres en Venezuela, pues no cuentan con un Consejo Nacional Electoral imparcial.


Asamblea Nacional y el apoyo internacional

La Asamblea Nacional de Venezuela es el único órgano del Estado considerado legítimo por la comunidad internacional, por ser la única institución elegida por el pueblo.

El Parlamento tiene la potestad de declarar usurpación de poder en la Presidencia, es por ello que ha recibido el respaldo de países y organizaciones internacionales.

En su declaración, el Grupo de Lima exige a Maduro que no asuma el poder y  que entregue el Ejecutivo a la Asamblea Nacional de forma provisional, hasta que se realicen elecciones presidenciales.

De Alba destaca que el Parlamento es el único organismo que puede tomar acciones ante el nuevo mandato de Maduro.

“ La Asamblea Nacional debe tomar todas las acciones que considere que pueden provocar un quiebre en el régimen de facto y abran una puerta a la resolución de la crisis. Eso incluye recuperar la confianza de la mayoría de la ciudadanía, organizar el descontento, coordinarse estrechamente con diversos países de la comunidad internacional”, expresó De Alba.

Luego de la juramentación de Maduro, el Parlamento anunció la usurpación de la Presidencia y convocó un cabildo abierto para establecer la ruta de acción. Guaidó aseguró que no asumió este jueves la presidencia porque Venezuela “vive en dictadura”.

El aislamiento internacional es el principal escenario al que se enfrenta Venezuela, por lo que las acciones de la Asamblea Nacional serán claves en el desarrollo de la coyuntura política con la que Venezuela inicia el año 2019.

Deja un comentario