Skip to content
Noticias Diarias

El expresidente de Nissan Carlos Ghosn, detenido otra vez

4 abril, 2019

Los fiscales japoneses ordenaron el jueves la detención del destituido presidente de Nissan, Carlos Ghosn, bajo sospecha de intentar enriquecerse a expensas del fabricante de automóviles, en un giro inesperado que medios de comunicación vinculan a presuntos pagos a una distribuidora omaní.

El arresto, que según expertos legales es poco habitual en Japón para un acusado que ya ha sido liberado bajo fianza, marca otro momento dramático en la caída en desgracia del ejecutivo.

Los fiscales de Tokio dijeron que Ghosn había causado a Nissan Motor Co 5 millones de dólares en pérdidas durante un período de 2 años y medio (hasta julio de 2018), incumpliendo sus obligaciones legales para con la empresa y con el objetivo de obtener ganancias personales.

La agencia de noticias Kyodo publicó que las pérdidas tenían que ver con el traspaso de fondos a través de un distribuidor en Omán a la cuenta de una compañía propiedad de Ghosn. La agencia no citó ninguna fuente.

“Mi arresto esta mañana es indignante y arbitrario”, dijo Ghosn en un comunicado enviado por un portavoz de Estados Unidos.

“Es parte de otro intento por parte de algunos individuos en Nissan de silenciarme engañando a los fiscales. ¿Por qué arrestarme, excepto para intentar hundirme? No me hundirán. Soy inocente de los cargos y acusaciones infundados en mi contra”.

Más de una docena de empleados de la oficina del fiscal de Tokio visitaron su residencia a primera hora del jueves y le pidieron que se sometiera a un interrogatorio, dijo la emisora NHK. Posteriormente, de la residencia salió una furgoneta plateada en cuyo interior estaría Ghosn, según NHK.

Nadie estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios en la oficina de los fiscales de Tokio. Nissan dijo que no podía hacer comentarios sobre las decisiones judiciales.

Ghosn había anunciado la víspera que iba a “decir la verdad” en una conferencia de prensa la próxima semana, utilizando Twitter para anunciar su primera sesión informativa desde que salió en libertad bajo fianza.

Ghosn, que había cimentado su reputación como directivo al rescatar a Nissan Motor Co 7201.T del peligro de bancarrota hace dos décadas, ha experimentado una dramática caída en desgracia que ha sacudido a la industria automovilística mundial y ha planteado dudas sobre el futuro de la alianza de Nissan con el grupo francés Renault SA.

Fue arrestado en Tokio en noviembre y, además de la nueva acusación, se enfrenta a cargos de mala praxis financiera y abuso de confianza con agravante por, supuestamente, no declarar remuneraciones por unos 82 millones de dólares durante casi una década en Nissan y transferir temporalmente pérdidas personales a las cuentas de Nissan durante la crisis financiera.

Reuters

A %d blogueros les gusta esto: