Economía Noticias

Estas son las razones por las que ha dejado de crecer el dólar paralelo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

En esta columna anticipamos en sucesivas notas que la intención ulterior del Gobierno al incrementar el encaje legal ordinario y marginal de la banca no era otro que impedir el crecimiento del dólar paralelo. Para esto, primero, ahorcaron la oferta crediticia de la banca aumentando el encaje marginal hasta 100%. Y luego, reconocieron la tasa del paralelo deslizando la tasa oficial hasta los 3 mil 300 bolívares. Hasta ahí, parece un éxito de Nicolás Maduro. Pero no lo es.

Delcy Rodríguez advirtió que “venían sorpresas” contra el denominado “dólar criminal”. Efectivamente, el dólar paralelo se ha estancado. Y estas son las razones:

El incremento del encaje legal ordinario y marginal de la banca restringió la capacidad de oferta de créditos. Al no existir disponibilidad crediticia, las empresas se quedan sin opciones para demandar dólares. Y si no pueden demandar dólares, no hay crecimiento de la tasa. Esta es un arma de doble filo. La tasa overnight cerró la semana pasada con una máxima de 66 puntos, suficiente como para advertir que algunos bancos ya presentan serios problemas de liquidez para afrontar las obligaciones de encaje.

Luego Maduro ordenó el deslizamiento del precio del dólar oficial hasta 3 mil 300 bolívares. Lo igualó con el paralelo. Es decir, el dólar criminal no era tan criminal ni especulativo después de todo.

Y desde luego, factores estacionales y de pago de impuestos inciden en el precio del dólar, cuyo ritmo de crecimiento es real negativo desde que arrancó la hiperinflación.

Entonces Maduro no ha triunfado, a pesar de haber logrado contener el paralelo. No ha triunfado porque contener al paralelo no implica contener la hiperinflación. La hiperinflación sigue allí. Es un fenómeno de origen estrictamente monetario. Y ya no hay dólar paralelo al cual echarle la culpa del crecimiento de los precios.

El Cooperante

Deja un comentario

Pin It