Opinión

“Éxito” en la fórmula chavista: 1 dólar = billón de bolívares, por @CarmonaBorjas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El golpista y abominable ETERNO y su infame y mediocre sucesor Nicolás Maduro lograron lo que desde el comienzo les había impuesto la dictadura cubana, hoy recibida con honores por los lacayos: destruir el país, sus instituciones, su economía, su gente. Han hecho todo lo posible por acabar con una nación próspera, unida, con historia y futuro y lo han logrado, aunque el final será muy diferente al que ellos imaginan.

Mientras se derrumba la economía, el Dólar se dispara a más de 1 millón quinientos mil Bolívares que si se le agregan los tres ceros que le había eliminado el difunto golpista, el precio del Dólar tocaría el billón de bolívares, después de un cambio de 4.30 en los Sesenta y hasta 600 Bolívares en los peores momentos en los Noventa. El hambre impera, aunque el Díaz-Canel diga que ni allá en la metrópoli, ni acá en la neo-colonia hay pobreza.

Una banda de criminales se instaló en Miraflores. Un grupo delictivo tal como lo define la Convención de las Naciones Unidas sobre la delincuencia transnacional organizada o Convención de Palermo. Esta característica de grupo delictivo opuesto a “gobierno” en el sentido estricto del término, le expone a acciones internacionales de la comunidad internacional que se ha comprometido a luchar y cooperar para evitar que delitos trasnacionales como la corrupción y el lavado de dinero, el narcotráfico, prácticas genocidas en el que participan algunos ubicados en el alto poder de hoy y el apoyo al terrorismo para ganar alianzas, se realicen en el mundo.

Los medios internacionales, gobiernos extranjeros e instituciones internacionales señalan a dirigentes del más alto rango del régimen venezolano, vinculados a estas actividades que ponen en peligro, sin duda alguna, la estabilidad y la paz internacionales. No es una simple banda criminal organizada, es algo muchísimo peor.

La destrucción continúa, con el anuncio o amenaza de que la propiedad privada será abolida en favor de los necesitados, es decir, de los creados por ellos mismos para dominarlos y conservar el poder. Desde luego, no se trata de la propiedad de todos, si no la de los opositores o de todos aquellos que se oponen al régimen. Nadie osará tocar los activos de los Cabellos, Alsaimi, Rodríguez y otros.

La violencia persiste, la persecución se acentúa, al igual y con la misma receta que aplica Ortega en Nicaragua quien reprime a los que con toda razón le piden que se retire y abra el espacio a la democracia, la que destruyó como sus socios bolivarianos. Ortega, como Lula y el abominable ETERNO, también como Correa, los Kirchner y Evo, crearon expectativas, engañaron a muchos para adueñarse de sus países, de sus sociedades. El resultado a la vista: apoderarse de todo a través de la más grande red de corrupción jamás vista en la historia de la región. Una verdadera banda transnacional organizada, así de simple.

Ante todo ello la comunidad internacional sigue observando, sigue tomando medidas o adoptando sanciones selectivas en contra del bandidaje. Solo con su apoyo y la unidad interna, más difícil esta última, podremos salir de este caos. A pesar de las dificultades sí hay salida pues en definitiva no hay mal o dictadura que dure cien años ni cuerpo o país que lo resista.

Robert Carmona-Borjas

www.carmonaborjas.com

La Patilla

Deja un comentario