Hallaron carbonizados a dos comerciantes y una profesora en Villa de Cura

0

Escenas de dolor, llanto y desesperación se apreciaron en los rostros de familiares de tres personas que fueron localizadas carbonizadas dentro de una camioneta Cheyenne, en la parte alta de la avenida principal del barrio Camejo, sector Carrizalito, en Villa de Cura, municipio Zamora.

 

Los dolientes acudieron a la Morgue de Caña de Azúcar después de las 10:00 de la mañana de ayer, con la intención de identificar a sus seres queridos a través de testimonios y fotografías. Gentilmente ofrecieron declaraciones a los periodistas de sucesos.

De acuerdo a las evidencias visualizadas en la escena del crimen, los restos de las víctimas encontrados en la cabina del automóvil respondían a los nombres de Henry Giovanni Guerrero La Rosa, de 52 años de edad; su hija Betsy Helimar Guerrero Briceño, de 29 años, y Arelis Josefina González Montevideo, de 43 años de edad.

Roberto Guerrero, sobrino, dijo que Henry Giovanny y su hija eran los dueños de la panadería Villa Reina, situada en las inmediaciones del liceo Alberto Smith en Villa de Cura.
Luego de las 5:30 de la tarde del martes aproximadamente, “mi tío se trasladó a su residencia en Malpica del Toro, conduciendo una camioneta Chevrolet, modelo Cheyenne, de color azul, llevando a la joven. Ya ellos habían cumplido con sus obligaciones de trabajo”.

“En el trayecto a su vivienda, le dieron la cola a una ciudadana que viajaba en una moto que se accidentó por motivos desconocidos, y de ella desconozco su nombre y dirección de habitación”, comentó el denunciante a los periodistas.

Por su parte, Rosa González, quien se presentó igualmente a ese recinto de Senamecf, identificó a su hermana como Arelis Josefina González Montevideo, de 43 años, madre de cuatro hijos y de oficio docente.

“Mi hermana daba clases en la escuela Caridad Villasana en Carrizalito, en Villa de Cura”, señaló la joven, quien se mostraba sorprendida ante los hechos registrados en Camejo.

Relató a los reporteros que como su pariente no llegó a la casa, a eso de las 8:00 de la noche del martes la familia comenzó a angustiarse y a buscarla por todos lados sin ningún resultado favorable.

Seguidamente Roberto Guerrero tomó la palabra para señalar que a ellos les notificaron de la ubicación de la camioneta en Camejo, a eso de las 7:00 de la noche e inmediatamente se trasladaron a ese sitio.

“La unidad vehicular era de mi tío y todo apunta a que es él una de las víctimas e igualmente su hija, cuyos restos fueron trasladados a la Morgue para la autopsia de ley y la identificación individual”, comentó.

“No sabemos si tienen heridas por arma de fuego o qué…”, se preguntó, para añadir que desconocen las circunstancias del suceso y a qué altura de la vía fueron raptados. “No sabemos nada del caso y todo está en manos de los funcionarios del Cicpc”.

Por otro lado, se informó, de manera extraoficial, que hace dos años le intentaron secuestrar una nieta a Henry Guerrero. Además era víctima del cobro de vacuna y la extorsión.

Por su parte, un equipo multidisciplinario de Senamecf (patólogos, forenses, antropólogos y técnicos) se abocó con la premura del caso a investigar el suceso. Los restos serán sometidos a una serie de estudios científicos para precisar e individualizar quién es quién.
Vale mencionar que por el momento los restos ubicados en la parte interna de la camioneta no están identificados legalmente. Una vez que se cumpla con esa etapa del proceso, una comisión de la División de Homicidios se encargará de la identificación y posterior captura de los sujetos que presuntamente forman parte de una organización criminal.

La comunidad de Villa de Cura amaneció este miércoles consternada ante la tragedia ocurrida en Camejo contra dos comerciantes muy conocidos en esa ciudad y de la profesora. Piden que el caso no vaya a quedar impune.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Share.

Leave A Reply

Diseñado por kenneth herretes derechos reservados Noticias Diarias 2013 -2017