I, Tonya: La brutal guerra del patinaje artístico

0
185
I, Tonya: La brutal guerra del patinaje artístico
I, Tonya: La brutal guerra del patinaje artístico

Esta cinta te atrapará desde su primera escenaNos relata la historia de Tonya Harding, la primera patinadora artística en lograr un Triple Axelconsiderado el salto sobre hielo más difícil de la historia.

Mis enemigos siempre me dicen “Tonya, di la verdad”… La verdad no existe, cada uno tiene su propia verdad”. Así arranca la cinta y te deja claro el tipo de historia en el que estás a punto de embarcarte.

Filtered Results for You
Click Here Now To See All: deportes

Empezamos con la traumática infancia de Harding. Este es el momento de brillar de Allison Janney, quien deslumbra como la tiránica madre de Tonya. Es una desalmada, cruel y vulgar mujer, que será la culpable de muchos de los futuros problemas internos de la protagonista.

La actriz ha arrasado con la temporada de premios, los tiene todos y es favorita para los Oscars.

La historia prosigue con el ascenso y caída de la patinadora. Conquista al mundo con el Triple Axel, pero sus malos modales, música rockera, poca delicadeza y estrambóticos trajes la convierten en una paria entre los jueces de diversos eventos.

El escándalo llegó a la cumbre cuando, en 1994, Nancy Kerringan fue golpeada en la rodilla durante los entrenamientos rumbo a las Olimpiadas de ese año. Kerrigan era considerada “una princesa del patinaje sobre hielo”; sus delicadas formas y costosos vestuarios la convertían en la favorita del público y los medios.

Ella era también la mayor competidora de Tonya, ambas se jugaban un cupo para las Olimpiadas.

Luego se supo que el ex marido de Harding y su guardaespaldas contrataron a alguien para que rompiera la pierna de Kerrigan, y así no pudiera participar en las Olimpiadas.

Tonya Harding se convirtió en una de las personas más odiadas en el mundo.Perdió su credibilidad, su carrera y su mayor pasión: está impedida de volver a patinar otra vez en algún evento público.

Mucho más que una cara bonita

Margot Robbie carga en sus hombros a un personaje complicado y con muchísimos matices y lo desarrolla a la perfección. Logra mimetizarse con Tonya, capturando su espíritu tímido, roto y agresivo.

La icónica escena durante el juicio de Harding nos rompe el corazón, conectando con el espectador de una manera especial e increíble.

Ella demostró que es mucho más que la bomba sexy de “The Wolf of Wall Street” o la desquiciada Harley Quinn de “Escuadrón Suicida”. Probó su calidad como actriz, y todos estamos ansiosos por ver con que más nos sorprenderá.

Otra de las cosas más alabadas de esta cinta es la forma en que el director, Craig Gillespie, quiso abordarla. Nos da una mezcla entre una comedia negra y un falso documental. La actriz por momentos rompe la cuarta pared y desafía al público. Una arriesgada táctica que dio frutos.

Puntos aparte son el diseño de producción y la elección de los vestuarios, todo recreado perfectamente. La atención a los detalles, por más pequeños que estos sean, es meticulosa.  No dejan nada al azar.

Pese a todos sus logros, el largometraje no convence del todo. Logra entretener y sacarte unas buenas risas, pero te quedas con la sensación de que pudo haber sido muchísimo mejor.

Sus opciones para el Oscar recaen en Allison Janney, es quien tiene más probabilidades de alzarse con la estatuilla dorada. Solo el tiempo dirá si lo consigue.

 

Segundo Enfoque

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.