Noticias relevantes del acontecer venezolano y mundial los 365 dias del año

Instituto de Previsión Social de la AN vendió un millón de dólares en Dicom

0

El 1 de marzo de 2017 enviaron una circular a sus beneficiarios para señalar que por la sentencia No. 5 del Tribunal Supremo de Justicia, ya no podrán realizar los pagos directamente a las cuentas nóminas sino tendría que hacerse por medio del Ministerio de Finanzas y el Banco Central de Venezuela, lo cual advertían que sería “engorroso”

Cuando en 1999 se eligió la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Carmelo Lauría, electo senador por Acción Democrática en Barinas para el período 1999-2004, presentó una carta de renuncia para obtener el beneficio de jubilación en el Instituto de Previsión Social del Parlamento (IPSP) después de haber ocupado su curul por tres ocasiones, y ante las amenazas del presidente Hugo Chávez de disolverlo. El entonces presidente de la Cámara de Diputados, el joven Henrique Capriles Radonski, electo por la lista de Copei del estado Zulia, recibió a una comisión mixta para investigar las finanzas de la última década del ente legislativo, ante denuncias de irregularidades, nóminas fantasmas y excesos burocráticos.

El IPSP sobrevivió a la transformación del Estado, el nuevo ordenamiento jurídico y la nueva Constitución de 1999, por lo siguió encargándose del bienestar social de los diputados y senadores jubilados y pensionados del extinto Congreso, mientras hace lo propio con los ahorros de los parlamentarios activos de la Asamblea Nacional (AN). En 1999 Saúl Ortega ocupó la presidencia del mismo (ahora es vicepresidente) mientras que el exgobernador de Caracas y diputado por AD, Gustavo Mirabal Bustillos, aparece en su página web como presidente de la Junta Administradora.

En la doceava subasta del nuevo Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario, conocido como Dicom II, el IPSP vendió un millón de dólares, a un valor de Bs 2.970 bolívares. Esto después que en la tercera vendiera 150 mil dólares. Esto a pesar que el 10 de diciembre de 2015, la AN saliente aprobase una transferencia conjunta de 409 millones de bolívares para el año 2016 para las distintas fundaciones (como la Televisora ANTV o el Fondo Editorial “Willian Lara”), las cuales gozan de autonomía funcional y financiera, según el texto del presupuesto 2016.

Por otro lado, el 1 de marzo de 2017 enviaron una circular a sus beneficiarios para señalar que por la sentencia No. 5 del Tribunal Supremo de Justicia, ya no podrán realizar los pagos directamente a las cuentas nóminas sino tendría que hacerse por medio del Ministerio de Finanzas y el Banco Central de Venezuela, lo cual advertían que sería “engorroso”. Dos semanas más tarde notificaron que se reunirían con autoridades de la Oficina Nacional de Presupuesto, BCV y MinFinanzas para tratar de solucionar.

Ninguna comunicación ha sido emitida desde el 17 de abril de 2017, cuando explicaban la forma de usar la póliza de viajes. Ni siquiera tener a Ricardo Sanguino, presidente del BCV, como parte de la directiva en calidad de vocal suplente, ha servido para alcanzar un acuerdo, pues la última circular de pagos fue de la segunda quincena de febrero. No hay información en la web sobre la cantidad de 1.150.000 dólares que vendieron en la subasta del Dicom.

Sin embargo, a pesar de estar en la octavo posición entre los “privados” que más venden en este nuevo mecanismo, 57% de las divisas ofrecidas provienen de empresas estatales, mixtas o contratistas petroleras. Entre ellos Súpermetanol (propiedad mixta de Pequiven) con 4,25 millones de dólares, Venezolana Prerreducidos Caroní (expropiada que ha ofrecido 3 millones de dólares) y Wison Engineering (contratista china) con 2,65 millones, pero también empresas extranjeras no contratistas como Zurich Seguros y American Airlines, 3,2 y 2,6 millones de dólares respectivamente.

Adjudicados

Por otro lado, al revisar los datos publicados por la web Dicom.gob.ve sobre la treceava subasta, se puede ver que Molinos Nacional, C.A. (Monaca), expropiada en 2013 para la producción de harina de maíz de parte del gobierno nacional, ha sido adjudicado por tercera vez, para un total de 315 mil dólares.

Esto a pesar que apenas 176 empresas lograron adquirir los poco más de 18,2 millones de dólares que se entregaron en subasta “de contingencia” para entregar, oficialmente, 55% de las divisas a empresas del motor agroalimentario. Una revisión permite notar que solo 44 empresas -y los 7,5 millones que les entregaron- son empresas directamente relacionadas al sector, pero se alcanzan los 10 millones que la nota de prensa del BCV señala al incluir empresas gráficas, de envases plásticos y tapas metálicas asociadas a la producción de alimentos, cuidados veterinarios o agroindustria.

Aún así, 67% del dinero será usado para comprar materias primas en el exterior.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.