La paradoja de Zuckerberg: gana más dinero y se va ningún compromiso tras envite con EE.UU.

0
49
La paradoja de Zuckerberg: gana más dinero y se va ningún compromiso tras envite con EE.UU.

La acción de Facebook sube tras la comparencia de su creador Mark Zuckerberg en el Congreso, que no arranca ninguna promesa de regulación a pesar de declararse responsable de una masiva filtración de datos

Después de diez horas de comparecencia en el Congreso de EE.UU. en dos sesiones, centenares de preguntas de los legisladores y una apabullante atención mediática hacia su persona, la vida sigue igual para Mark Zuckerberg, el cofundador y consejero delegado de Facebook. El joven multimillonario pasó con suficiencia el trago de enfrentarse a senadores y representantes en Washington, sin cometer errores y, sobre todo, sin conceder compromisos claros para evitar abusos sobre uso de datos personales de los 2.200 millones de usuarios de Facebook como el que ocurrió con el escándalo de Cambridge Analytica en 2016.

Ayer, la resaca de los dos días de preguntas y respuestas dejaba clara una cosa: la regulación del uso de datos personales por los gigantes tecnológicos, de la que tanto se habló durante ambas sesiones, está lejos de materializarse. En un Congreso polarizado, al que le ha costado recientemente un cierre gubernamental para acordar una ley de gasto, aprobar una regularización que limite el modelo de negocio de Facebook y otras tecnológicas no parece una opción realista.

Muchos legisladores, en especial los republicanos, son contrarios a cualquier tipo de regulación, y el «lobby» tecnológico pondrá toda la carne en el asador para evitar que ocurra. No hay que olvidar además que, a pesar de la fiereza que mostraron algunos legisladores en las preguntas a Zuckerberg, muchos de ellos fueron beneficiarios de donaciones electorales por parte de Facebook, que en los últimos doce años se ha gastado casi siete millones de dólares en contribuciones a campañas políticas.

El impacto inmediato de la comparecencia lo han notado los accionistas de Facebook, que han visto con alegría cómo, tras cada sesión, su valor en bolsa subía: un 4,5% el martes y un 0,78% el miércoles. El mayor beneficiado es el propio Zuckerberg, el máximo accionista de la red social: se calcula que en esos dos días el alza de la acción le hizo embolsarse 3.000 millones de dólares. Ayer la acción corregía su valor en bolsa, pero no tanto como para descontar la ganancia de las dos jornadas anteriores.

Donde sí podría haber cambios es en la percepción social de Facebook y cómo maneja los datos de los usuarios. La comparecencia ha despertado interés público en el asunto y podría motivar a más usuarios a cambiar sus ajustes personales para controlar mejor su información. Incluso dentro de la compañía han empezado a desconfiar del modelo de Facebook: «The New York Times» informó antes de las comparecencias que varios ingenieros habían pedido que se les transfiriera a Instagram o WhatsApp -también propiedad de Facebook- por no sentirse cómodos en la red social y citaba un caso de un diseñador que dejó la compañía por motivos éticos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.