De las gafas de Snapchat a los fallos del Mac: los fiascos tecnológicos más sonados en 2017

0
30
De las gafas de Snapchat a los fallos del Mac: los fiascos tecnológicos más sonados en 2017
De las gafas de Snapchat a los fallos del Mac: los fiascos tecnológicos más sonados en 2017

Las gafas de Snapchat, los fallos informáticos sufridos por MacOS o el robo de cuentas de Yahoo, así como las apuestas del padre de Android en el campo del móvil son algunas de las tecnologías que no han cubierto expectativas

Las gafas Spectacles (y todo Snapchat)

Snap, multinacional norteamericana propietaria de la conocida aplicación de mensajería efímera Snapchat, ha sido la única empresa que ha puesto nervioso a Facebook en los últimos años. Su propuesta de mensajes que desaparecen al cabo de un tiempo, su apuesta por las máscaras de realidad aumentada y una serie de funciones innovadoras pronto ganaron popularidad entre los usuarios, sobre todo, entre el público norteamericano. Para no perder el tren del éxito, la firma se apresuró a salir a bolsa en marzo pasado para rentabilizar el proyecto iniciado en 2011 con una valoración de 20.000 millones de dólares.

Facebook, la mayor red social del mundo, vio por un momento las orejas al lobo, pero supo reaccionar a tiempo, aunque de una forma cuestionable; copiando sin arrepentimiento las funciones más personales y carismáticas de la «app» del fantasma amarillo. Es más, no solo ha copiado sino que ha ido extendiéndose a todos sus servicios, como WhatsApp, Facebook Messenger o Instagram. Pese a la decisión, ciertamente controvertida por lo que representa, la firma de Mark Zuckerberg ha salido victoriosa en esta batalla.

Pronto encontró una alternativa Snap para distanciarse; en su informe bursátil no se define como una empresa tecnológica sino de imagen. De ahí que para reforzar esa visión lanzara un dispositivo, Spectacles, que tuvo un gran impacto en internet y las redes sociales. Pero como de «hype» no se puede vivir eternamente, estas gafas, convertidas en uno de los objetos más deseados del año, fueron perdiendo interés.

Lanzadas oficialmente a finales del pasado año, las gafas permiten, gracias a una cámara incorporada en su montura, grabar secuencias de vídeo de hasta 10 segundos de duración o tomar fotografías en una visión circular y, cómo no, compartirlas en tu perfil. Para ello, vienen equipadas con conexión Bluetooth con el que emparejarse inalámbricamente a un teléfono móvil inteligente. El primer producto de hardware de Snapchat se distribuyó gracias a una serie de máquinas expendedoras itinerantes, llegando a España por primera vez el pasado de junio. Y siendo Barcelona la ciudad escogida.

Su precio, de 129 euros, fue un aspecto controvertido. Al final, el resultado ha sido menor de lo esperado: menos de un 1% de los usuarios de Snapchat adquirieron las Spectacles, según denunciaba «The Information». Fracaso absoluto, máxime a que se quedaron miles de gafas durmiendo en los almacenes de la compañía dispuestas a ponerse en la cara a alguien. La compañía, además, ha tenido que lidiar con otro problema, los trapos sucios que han empañado la gestión. Desde casos de supuestos chantajes a ONG’s, polémicas declaraciones de su fundador Evan Spiegel («No quiero Snapchat en países pobres como España») e informes con estadísticas falsas.

 

ABC

Deja un comentario