Las sanciones de la ONU impuestas a Corea del Norte

La segunda cumbre entre los líderes estadounidense, Donald Trump, y norcoreano, Kim Jong Un, finalizó sin un pacto sobre la desnuclearización de Corea del Norte, debido al desacuerdo entre ambos países sobre las sanciones impuestas a Corea del Norte por sus programas nucleares y balísticos.

He aquí algunos elementos sobre estas sanciones, que en un principio se centraban en la tecnología que puede usarse en programas de armamento, antes de afectar a sectores clave de la economía.

 

– Importaciones de petróleo –

En diciembre de 2017, el Consejo de Seguridad de la ONU limitó las entregas destinadas al régimen norcoreano a cuatro millones de barriles de crudo al año, a 500.000 barriles en el caso de productos refinados como el diésel y el queroseno y prohibió las de gas natural.

Corea del Norte tiene muy poco petróleo y es dependiente de las importaciones.

China y Rusia, principales proveedores de crudo de Pyongyang, miembros delConsejo de Seguridad de la ONU, aceptaron votar a favor de estas restricciones tras el sexto ensayo nuclear norcoreano y múltiples disparos de misiles.

Hubo quien denunció un ataque contra la supervivencia del Norte, pero otros destacaron que esos límites se correspondían con los volúmenes importados existentes y que no había forma de saber cuánto crudo transitaba verdaderamente a través del oleoducto entre China y Corea del Norte.

El texto preveía, no obstante, exenciones para cuestiones de supervivencia, una falla explotable que ya figuraba en otras resoluciones.

Las aduanas chinas no aportan cifras desde hace años sobre el crudo pero el gigante energético chino CNPC indicó en 2015 que el mentado oleoducto tenía capacidad para abastecer 520.000 toneladas anuales.

Según la página del comité de sanciones de la ONU, China y Rusia exportaron a Corea del Norte, conjuntamente, 340.000 barriles de productos refinados en 2017.

 

– Carbón, entre otros –

En 2017, también se prohibió a Corea del Norte exportar materias primas como el carbón, el hierro y el plomo.

Antes de estas medidas, Corea del Norte se embolsaba cada año 200 millones de dólares gracias a esos productos, alrededor del 30% de sus exportaciones nominales.

Las repercusiones se han hecho notar. La AFP constató que se estaban acumulando montañas de carbón en los diques norcoreanos.

Según el banco central surcoreano, el comercio con China, que representa el 95% de los intercambios comerciales de Corea del Norte, se hundió en el primer semestre de 2018.

Sin embargo, hubo intentos exitosos de esquivar las sanciones. En un informe, la ONU indicaba el año pasado que las exportaciones de carbón, hierro y acero a China e India, entre otros países, habían reportado al norte casi 14 millones de dólares en seis meses.

 

– Industria textil –

Tanto las importaciones como las exportaciones de textil, tejidos y ropa están prohibidas.

El textil norcoreano es una de las industrias más importantes del país. En 2016, se estima que se exportaron unos 750 millones de dólares, según la Agencia surcoreana de promoción del comercio y las inversiones.

Son las empresas chinas las que aportan la materia prima, que se transforma en fábricas norcoreanas donde se emplea mano de obra barata, y se reexporta, principalmente a China y Rusia.

 

– Mano de obra emigrante –

La resolución de diciembre de 2017 solicitaba la devolución a su país de decenas de miles de norcoreanos repartidos por el extranjero cuando finalizara su contrato de trabajo.

Su trabajo, principalmente en el sector de la construcción en Oriente Medio, Rusia y China, está considerado como una fuente de divisas vital para Coreadel Norte.

Según la ONU, esos obreros trabajan en “condiciones próximas a la esclavitud”, hasta 12 horas al día y solo reciben una parte de su salario.

 

La Patilla

Deja un comentario