Skip to content
Noticias diarias

Maduro aprovechó apagones para regularizar la presencia de colectivos en protestas

4 abril, 2019

AFP.- Nicolás Maduro sabía que los constantes apagones en Venezuela, además de cortar el suministro de agua, provocarían que los venezolanos se volcaran a las calles para la restitución del servicio e incluso exigir su renuncia. En sus alocuciones, desde el pasado 7 de marzo, cuando el país casi en su totalidad quedó a oscuras, el gobernante se encargó de pedirle directamente a los colectivos que evitaran la formación de “guarimbas” en las calles del país.

“Yo le hago un llamado a los consejos comunales, a las comunas, a los CLAP, a las Ubch, a los colectivos, a todos, llegó la hora de la resistencia activa”, dijo Maduro desde el palacio de Miraflores el 11 de marzo. En Venezuela, los únicos “colectivos” que han impedido que los ciudadanos protesten han sido sujetos armados y con capuchas.

La situación se ha vivido en cientos de protestas en contra del Gobierno de Nicolás Maduro: llegan en motos a dispersar las concentraciones y a despojar de las vías los escombros y la basura que ponen los manifestantes para bloquear el paso de los carros para rechazar las políticas de la llamada revolución bolivariana. En muchos casos, estos hombres actúan en presencia de los funcionarios de seguridad del Estado.

El 2 de abril llegaron a la avenida Fuerzas Armadas, muy cerca del palacio presidencial de Miraflores, a atemorizar a quienes participaban en una protesta por la restitución del servicio eléctrico y del agua. La situación, después, fue disuelta cuando los sujetos comenzaron a disparar. Las imágenes quedaron registradas en videos y fotografías que circulan en las redes sociales, aún así, el Gobierno de Maduro nunca se ha referido a esta situación.

La presencia irregular también intentó sabotear una asamblea del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, con habitantes de la parroquia San Bernardino. En declaraciones ofrecidas a la prensa, uno de los asistentes dijo que sujetos encapuchados que se movilizaban en cuatro motos lanzaron bombas lacrimógenas para dispersarlos.

“Colectivos paramilitares al servicio de la dictadura de nuevo reprimen las protestas de los sectores populares. Cumplen la orden de Maduro de reprimir las protestas sociales por derechos. La FAES y los colectivos son la combinación de Maduro y su cúpula contra los pobres”, denunció la oenegé defensora de los derechos humanos Provea.

Roberto Briceño-León, especialista en temas de seguridad y director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), dijo en una entrevista ofrecida a El Comercio que en lo que va de 2019, la Guardia Nacional Bolivariana ha tenido una acción represiva muy limitada, en comparación con los años anteriores o durante las protestas de 2017.

Mencionó que, como ocurrió en la parroquia de El Valle, en Caracas, ha sido la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana la que llega con tanquetas a disparar bombas lacrimógenas y perdigones en contra de los manifestantes. Aseguró Briceño-León que este organismo policial y los colectivos armados son los nuevos cuerpos de seguridad oficiales encargados para reprimir a los venezolanos.

ncluso, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, preguntó al ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López por qué la Fuerza Armada Nacional Bolivariana permitía que Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente enviara a “grupos armados ilegales” para “disparar y reprimir al pueblo venezolano”.

Este martes 2 de abril, diputados opositores a la Asamblea Nacional aprobaron un acuerdo que declara que en Venezuela existe un Estado que promueve el terrorismo y pidieron a la Organización de Estados Americanos y a la Organización de las Naciones Unidas que consideren declarar a los colectivos como grupos terroristas, con las consecuencias que ello implica.

La vicepresidente de la Subcomisión de los Derechos Humanos del Parlamento Europeo, Beatriz Becerra, manifestó que los colectivos armados que respaldan las políticas de Maduro también serán “uno de los problemas más delicados” para lograr la transición venezolana. “La creación de los colectivos es un ‘mérito’ que cabe atribuir a Hugo Chávez. Esto demuestra que no era un demócrata. Nunca lo fue. Inició un proceso dictatorial que concluyó Maduro”, expresó.