Skip to content
Noticias Diarias

Magistrada desestimó denuncias de violencia sexual en informe de Bachelet

7 julio, 2019
Magistrada desestimó denuncias de violencia sexual en informe de Bachelet

La magistrada Carmen Zuleta de Merchán, nombrada por el régimen madurista, dijo que las mujeres que se encuentran privadas de libertad y se prostituyen para sobrevivir en las cárceles venezolanas lo hacen porque quieren

La magistrada del Tribunal Supremo de Justicia nombrada por el régimen madurista, Carmen Zuleta de Merchán, se refirió a las mujeres que se encuentran privadas de libertad y que tienen que prostituirse para sobrevivir en las cárceles venezolanas, tal como se vio reflejado  en el informe de la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

“El informe de Bachelet hace énfasis en las mujeres para sentimentalmente victimizarlas, como aconseja el discurso patriarcal ilustrado. Las mujeres en Venezuela son dueñas de su propio destino y cuando optan por prostituirse (como en todas partes del mundo) es porque son putas”, escribió  Zuleta en Twitter.

Estas palabras generaron una ola de críticas y respuestas, pero Zuleta alegó que solo defendía a las venezolanas honestas que no se prostituyen por razones humanitarias.

“Veo con estupor que haya venezolanos que acepten denigrar del género y del gentilicio heroico aceptando y justificando de manera infundada, irrespetuosa e irresponsable que la mujer venezolana no tiene dignidad para enfrentar la guerra internacional que nos asedia”, añadió.

El informe de Bachelet menciona tratos degradantes hacia personas privadas ilegítimamente de libertad. También se destacan los casos de violencia sexual denunciados por organizaciones civiles, pero que han quedado en un segundo plano.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU señala directamente al Sebin, a la Dgcim y a la Guardia Nacional Bolivariana de cometer delitos de violencia sexual contra mujeres y niñas durante su detención. Entre las agresiones físicas se han documentado tocamientos inapropiados, desnudez forzada, amenazas de violación y arrastramientos por el pelo, además de insultos sexistas y de género.

Ante las respuestas de los usuarios de la red social, la magistrada se limitó a escribir: “Imposible plantear temas trascendentes en materia feminista sin tropezar con los analfabetos funcionales  de las redes. Sin embargo, sigo apostando a la grandeza del pueblo”.

A %d blogueros les gusta esto: