Murió Little Richard, pionero del Rock&Roll

Murió Little Richard, pionero del Rock&Roll

La revista Rolling Stone no detalló la causa de la muerte del cantante «Little Richard». Tenía 87 años de edad. Entre sus más famosos éxitos destacan «Tutti Frutti», «Long Tall Sally», y «Good Golly Miss Molly»

Little Richard, uno de los pioneros del rock’n’roll, murió a los 87 años de edad. Esto según lo publicado en la revista Rolling Stone. Las informaciones no aclaran la causa de la muerte. Little Richard será recordado por su original estilo de actuación, que fue inspirador para nuevas generaciones de músicos en todo el mundo.

Nació en Macon, Geaorgia, el 5 de diciembre de 1932. Se retiró de la música no hace mucho, en 2013, al cumplir 80 años. Era el segundo de los doce hermanos nacidos en el seno de una familia de la que fue expulsado en la adolescencia, aunque sería adoptado por una familia blanca. Entre sus más famosos éxitos destacan «Tutti Frutti», «Long Tall Sally», y «Good Golly Miss Molly», y su famoso grito de guerra: «A-wop-bop-a-loo-bop-a-wop-bam-boom».

Richard fue uno de los nombres sagrados del género de las guitarras eléctricas. Junto a artistas como Chuck Berry o Bo Diddley, dieron forma a esa mágica combinación de blues y country que atrapó a los jóvenes de todo el planeta.

Su estilo sirvió de camino para mitos como Elvis Presley, los Beatles o los Rolling Stones; todos ellos versionaron algunas de sus canciones.

Entre sus polémicas opiniones destaca que el rock & Roll fue creado por las personas de color. “Fuimos nosotros, la gente negra, los que creamos el rock and roll. Elvis era increíble, pero él no fue un creador. No quiero decir con eso que fuera peor, pero los auténticos creadores del rock and roll fueron negros. Ahora está pasando lo mismo con Eminem y el rap, que es otro estilo creado también por los negros”, manifestó en Gijón el 2005.

Para el recuerdo quedan una multitud de canciones y su famoso grito de guerra: “A-wop-bop-a-loo-bop-a-wop-bam-boom”.

En una entrevista con la edición estadounidense de «Rolling Stone», admitió en 2013 que se sentía acabado, poco después de actuar en el Howard Theatre de Washington, donde dijo la siguiente frase: «Jesús, ayúdame. Casi ni puedo respirar, es horrible»».

Deja un comentario