En la cinta, casi todos los mexicanos y los afroamericanos son expuestos como delincuentes mientras que los blancos, como los protagonistas, son los que luchan contra el mal y pasan por apuros económicos, tanto ellos como sus familias.

El director, S. Craig Zahler, muestra cómo una mujer blanca es agredida por un hombre negro, y a lo largo de la historia también arremete contra los medios de comunicación, los homosexuales e incluso hasta contra las tiendas de comida ecológica.

También te pueden interesar:Mamma Mía 2 llega este viernes a Venezuela

Gibson, que comienza poco a poco a recuperar su carrera delante de la pantalla, no acudió a Venecia a defender la cinta, pero sí lo hicieron Vaughn y el propio director.

“Yo escribo lo que me apetece”, aseguró Zahler, que también es el guionista, a quien poco le importan las reacciones.

“Un 20 por ciento pensará que es insultante… y está bien”, señaló el realizador que admitió que algunos chistes no son políticamente correctos y que seguramente más de uno tal vez le odie por ello. No obstante, dijo, espero que la película sea exitosa y pueda hacer otra.

Fuente: Globovisión