Skip to content
Noticias diarias

Nuevo aumento de encaje legal abre las puertas a una crisis financiera

11 enero, 2019

El nuevo aumento del encaje legal de 50% a 60% coloca a Venezuela al borde de una crisis financiera debido a que la restricción de los créditos será mayor reduciendo la mayor fuente de ingresos de la banca en un escenario de hiperinflación, publica Banca y Negocios.

Banca y Negocios @bancaynegocios

Este es el tercer aumento del encaje legal marginal que ordena el Banco Central de Venezuela desde octubre, bajo las directrices del Ejecutivo que busca frenar el alza del dólar paralelo con esta herramienta monetaria. La medida fue anunciada el miércoles por el organismo emisor a través de una nota de prensa y publicada en la Gaceta Oficial N° 41.560, de fecha 9 de enero de 2019.

“En una reunión con las autoridades se dijo que se iba a reducir el encaje, pero la decisión fue otra. Estamos absolutamente preocupados por la situación”, dijo a Banca y Negocios una fuente del sector bancario.

Aumentar el encaje marginal tiene un efecto muy fuerte sobre la banca ya que esto significa que las entidades deben depositar en el BCV cada vez una proporción más grande de las captaciones del público cada semana, con lo que los saldos para créditos se reducen significativamente.

Al mes de noviembre (últimos datos disponibles) los créditos representaban 85% de los ingresos financieros de la banca, según datos de Aristimuño Herrera & Asociados. Mientras mayor es el volumen de préstamos, mejor pueden los bancos compensar los gastos que se incrementan a un ritmo marcado por una economía hiperinflacionaria.

Otra fuente del sector financiero señaló a Banca y Negocios que esta medida implica un riesgo sistémico, porque amenaza la sostenibilidad financiera de los bancos, lo que podría desatar una crisis financiera.

Por otro lado, una paralización de los créditos en un entorno recesivo es de gran impacto debido a que las empresas están utilizando el financiamiento barato (porque las tasas están reguladas) para operaciones de cobertura, compra de materia prima e inventario. Sin esta herramienta el aparato productivo corre el riesgo de reducirse todavía más.

“Extraña forma la de hacer política cambiaria del gobierno, generar más recesión en un país que ya perdió 50% de su PIB en 5 años. Esta medida no detendrá la devaluación del bolívar”, dijo en Twitter el economista Luis Oliveros sobre el aumento de encaje.

En efecto la intención de frenar el dólar paralelo no se ha podido concretar. Desde que el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, dijo en octubre que el encaje se estaba usando para evitar el aumento del paralelo, el valor del dólar en este mercado ha subido desde BsS 143,36 a BsS 2.094,33, este jueves, según el promedio de Monitor Dólar, un alza de 1.360,2%.

Esto muestra que son otros los factores y no los créditos, lo que está impulsando el alza del dólar alternativo.

Lo que tampoco para de subir es la liquidez monetaria, que cerró 2018 con un incremento de 68.185%, con las últimas seis semanas creciendo al ritmo de dos dígitos. Esto gracias a la entrega de asignaciones directas a millones de portadores del carnet de la patria y a pagos realizados por Pdvsa a sus acreedores nacionales. Esto último es el principal combustible del dólar paralelo que este jueves se cotizaba en el mercado corporativo hasta en BsS 2.500.