Otros dos asesinatos en la zona norte habrían perpetrado los paramilitares

Tras el ataque armado en una cervecería de Las Mesas de Seboruco, en el que dos jóvenes resultaron asesinados y cuatro más fueron heridos, otros dos homicidios perpetrados este lunes en Coloncito y Colón les estarían siendo atribuidos a grupos paramilitares que operan en la zona norte del Táchira.

El primer hecho que se reportó hacia las 2 de la tarde de este lunes en el sector 15 de Enero, en Coloncito, municipio Panamericano, dos jóvenes de 24 años fueron atacados a tiros por sujetos desconocidos.

A las víctimas las identificaron como Jhan Franklin Gandica Herrero, a quien le apreciaron dos balazos en el cabeza, que poco después le causaron la muerte; mientras que José Daniel Mora, con un impacto de bala en la cabeza, se encontraba en delicado estado de salud.

Según las autoridades, al igual que los jóvenes atacados en la cervecería de Las Mesas de Seboruco, ninguno presenta registro o historial policial.

Del suceso como tal no se dieron a conocer mayores detalles, pero según la información que de manera extraoficial ofrecieron a la Policía algunos vecinos, Gandica y Mora estaban vinculados a grupos al margen de la ley, de allí que aunque se presuma que pudo ser un ajuste de cuentas, el Cicpc verifica la certeza de tal información.

Mientras que en Colón, municipio Ayacucho, hacia las 4 de la tarde de este mismo lunes, se reportó el homicidio de Gil Augusto Castillo Salas, de 41 años se edad, cuyo cadáver con múltiples impactos de bala, hallaron en la parte baja del sector Villa Andina, vía principal del barrio Paraguay.

A juicio de las autoridades que allí se presentaron posteriormente, se trató de un ajuste de cuenta entre grupos irregulares.

En ambos hechos de sangre estuvieron resguardando las escenas de los crímenes, funcionarios de Politáchira adscritos a Coloncito y Colón, respectivamente, pero fueron comisiones del Cicpc las que se ocuparon de levantar y trasladar los cadáveres hasta la morgue del Hospital Central de San Cristóbal.

DC

Deja un comentario