Skip to content
Noticias diarias

Policía mata a ocho sospechosos de narcotráfico en favela de Brasil

6 mayo, 2019
Policía mata a ocho sospechosos de narcotráfico en favela de Brasil

Al menos ocho personas fueron abatidas por la policía de Rio de Janeiro este lunes durante una operación en una favela de la violenta zona norte de la ciudad, engrosando la ya alta cifra de muertos a manos de la policía en lo que va del año.

“Hubo resistencia de los delincuentes, y ocho sospechosos de formar parte del tráfico fueron baleados y murieron en el enfrentamiento”, ocurrido en el Conjunto Esperança, del complejo de favelas Maré, afirmó en un comunicado la Policía Civil.

El objetivo de los agentes del CORE (Coordinación de Recursos Especiales, una de las policías de Rio de Janeiro) era capturar a un narcotraficante que planeaba operar otra favela a unos 35 km de allí, en la localidad vecina de Sao Gonçalo, informó la fuerza, que no precisó si el cabecilla resultó muerto, preso o logró escapar.

Imágenes divulgadas en redes sociales y canales comunitarios como la red Maré Vive muestran un helicóptero sobrevolando un conjunto de casas precarias mientras se oyen estruendos que parecen ser disparos. Según testimonios de habitantes del barrio recabados por dichas redes de información, los tiros provendrían del helicóptero.

En una foto puede verse a un grupo de niños, miembros de la orquesta sinfónica Maré do Amanha (Maré del mañana), refugiándose junto a sus maestros en el corredor de la escuela para evitar ser alcanzados por balas perdidas.

La policía detalló que incautó armas (fusiles, pistolas, granadas), drogas y 35.000 reales (unos 8.600 dólares).

– Récord de muertos por la policía –

La operación ocurre pocos días después de que cifras oficiales revelaran un número récord de muertos por la policía en operaciones durante el primer trimestre del año.

Según el Instituto de Seguridad Pública del gobierno (ISP), 434 personas murieron “por intervención de un agente del Estado” entre enero y marzo, una cifra 17,9% superior a la registrada en el mismo período de 2018.

En enero, 13 personas murieron tras una incursión policial en una favela del turístico barrio de Santa Teresa, en el centro de Rio, nueve de ellos en una misma casa. La operación está siendo investigada por sospechas de tortura y ejecución.

Se trata del trimestre con mayor número de muertes a manos de la policía desde que las autoridades iniciaron la serie estadística, en 1998.

El período coincide con los tres primeros meses de mandato del gobernador Wilson Witzel, electo en gran parte por estar alineado con la política de “mano dura” impulsada por el presidente Jair Bolsonaro para combatir la delincuencia.

A fines de marzo, Witzel reconoció en una entrevista que la policía ya estaba utilizando francotiradores para disparar contra sospechosos a distancia.

El gobierno federal, que flexibilizó por decreto la posesión de armas de fuego, presentó un proyecto de ley que habilita a los jueces a reducir -o incluso dejar de aplicar- penas a aquellos agentes que, actuando en legítima defensa, tengan una reacción excesiva presas del “miedo, sorpresa o emoción violenta”.

Para los defensores de derechos humanos, el proyecto da “carta blanca” a la policía para ejecutar sospechosos extrajudicialmente.

AFP