Skip to content
Noticias diarias

¿Qué le pasó a la turista venezolana que desapareció en Costa Rica?

4 diciembre, 2018

El hallazgo del brazo de una mujer en un área boscosa en San Antonio de Escazú, Costa Rica, hizo temer lo peor al grupo de funcionarios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que buscaba señales del destino de Carla Stefaniak en el lugar donde se hospedaba la venezolana, publica Versión Final.

La familia de la turista de 36 años reportó su desaparición el pasado 28 de noviembre y encabezó un despliegue informativo internacional para localizarla.

Los focos se centraron este lunes, según una nota de La Nación, en una zona empinada de la propiedad en la que opera el hotel Le Mas de Prevence. Fue determinante el olfato de perros adiestrados en búsqueda de restos humanos del OIJ, en un lugar situado a unos 80 metros de una villa en la cual se hospedaba Stefaniak.

Wálter Espinoza Espinoza, director del OIJ, agregó que en la habitación ocupada por la mujer encontraron fluidos biológicos que son compatibles con sangre, pero no precisó en qué lugar estaban esos rastros. Anoche se manejaba que los restos pertenecían a Carla tras la autopsia y los reconocimientos físicos.

Según Espinoza, este lunes también hicieron una revisión con equipo especializado dentro del apartamento que ocupó la mujer y donde fue vista por última vez.

“Desde el 28 de noviembre el OIJ realiza diligencias relacionadas con la necesidad de ubicar a Carla Stefaniak, quien fue reportada como desaparecida en nuestro territorio por sus familiares”, refirió al diario La Nación.

“Estábamos realizando varias diligencias en el lugar donde, de acuerdo con los datos que contábamos, fue observada por última vez esa persona. En primer lugar revisamos el apartamento donde ella pernoctó y, tras una revisión, ubicamos fluidos biológicos que son compatibles con sangre”, explicó.

A las 5.00 de la tarde, los agentes realizaron el levantamiento del cuerpo y, según el director del OIJ, procuraron ser muy cuidadosos para preservar cualquier indicativo o indicio clave para la investigación.

 

Un vigilante, clave

La venezolana llegó a Costa Rica para celebrar su cumpleaños número 36. A ella le gusta mucho viajar, así lo dijeron sus allegados.

Carla llegó a suelo tico el jueves 22 de noviembre anterior, viajó junto con una cuñada y visitaron La Fortuna de San Carlos y luego Manuel Antonio, en Quepos. La cuñada de Stefaniak regresó a su país un día antes de la desaparición. Carlos Alberto Caicedo, hermano de Carla, y su esposa April Burton, llegaron a Costa Rica el pasado viernes desde la ciudad de Tampa Bay en Florida, Estados Unidos, lugar en el que viven.

Este lunes, Federico Jenkins, abogado del hotel Le Mas de Prevence, declaró que esta situación los tiene muy preocupados y que, desde que se informó de la desaparición de la turista, colaboraron con la Policía Judicial.

De acuerdo con la información divulgada por el profesional, la turista ingresó al hotel el pasado martes 27 de noviembre y estaba previsto que saliera al día siguiente. Ella reservó el hospedaje a través de la plataforma electrónica Airbnb. En esa página, Le Mas de Prevence ofrece una casa y siete villas.

“Ingresó a la 1.00 pm. Luego salió por la tarde. Volvió a las 4.00 pm. y no volvió a salir. Hubo un cambio de guarda a las 6 pm. y esa persona nos dijo que a las 5 am. (del miércoles) vino un vehículo a recoger la muchacha. Que él mismo le ayudó a sacar las maletas”.

Más tarde, “a las 8:30 am. vino un Uber a recoger la muchacha, pero el otro guarda le dijo que se había ido porque así lo dijo el vigilante que estaba en ese momento”, explicó Jenkins.

El abogado agregó que el miércoles se hizo limpieza de la habitación ocupada por Stefaniak y únicamente encontraron una caja de un refresco y una pasta de dientes. “Esa habitación la ocuparon otros huéspedes”, manifestó.

Federico Jenkins dijo que el guarda que estuvo el día que desapareció la turista tiene cerca de año y medio de laborar con el hotel y vive en el mismo centro de hospedaje donde tiene un cuarto.

El muchacho quedó a la orden de la Policía Judicial e incluso se estaba a la espera de una orden para revisar el aposento del hombre. Aunque el hotel Le Mas de Prevence tiene cámaras en la parte externa, el sistema no está en funcionamiento.

Jenkins anunció que debido a esta situación el hotel suspendió operaciones por tiempo indefinido. Agregó que este lunes solo había un huésped, quien abandonó las instalaciones y se cancelaron otras reservaciones.