¡REBELIÓN! Desde mi cómoda sombra…Soy un general de brigada “Prostitucional” de la Republica Bolivariana de Venezuela

0
82
¡REBELIÓN! Desde mi cómoda sombra…Soy un general de brigada “Prostitucional” de la Republica Bolivariana de Venezuela
Loading...

Mi nombre es Hector Armando Hernández Da Costa,

Soy un general de brigada de la Republica Bolivariana de Venezuela me declaro inocente y les quiero compartir estas líneas a todos ustedes compatriotas.

He vivido los últimos años de mi vida en este suelo amado viendo como una pequeña isla, con un dictador hace y deshace en nuestro país.

Como un extranjero, títere del dictador isleño ocupa su presidencia y se ha dedicado destruir día con día mi amada patria.

A todo eso he asumido, o encontrado una sombra bajo ese inmenso desierto, esa sombra se llama PROSTITUCIONALIDAD  y desde esta sombra se me hizo cómodo mirar los toros desde la barrera.

Desde mi sombra, escudado en la PROSTITUCIONALIDAD  encontré la excusa perfecta para mi falta de hombría, para mi cobardía y para no hacer nada.

Cargando...

No piensen que estoy de acuerdo con ver a mi amada tierra ser mancillada por cubanos, en recibir ordenes de ellos en los cuarteles, gritarnos y que tengamos que callar y obedecer.

Pero es que esta sombra es tan cómoda que mejor dejo el tiempo pasar y sigo saboreando mi agua, que si a veces no viene tan helada es mejor que la de la mayoría de esos tontos que caminan o protesta por las calles de mi patria.

Es verdad que mi esposa se queja, yo también me quejo en la alcoba, entre sabanas, con mis familiares, les sigo la corriente, pero prefiero esperar en mi sombra a que otros hagan algo por mi y por mi familia.

He tenido muchas veces al tirano títere de la potencia extranjera en mis manos, dentro de mi cuartel, al alcance de mi tropa, de mi fusil, podía haber liberado a mi pueblo y ser un héroe, entrar para la historia. ¡Pero no! Mi cobardía y la comodidad de mi sombra me dijeron: “¿Para que actuar? Que otro lo haga”.

No piensen que soy comunista, ¡eso si que no!

No piensen que estoy de acuerdo con que mi patria se haya vuelto un corredor de drogas que tanto daño hace a la juventud no solo de aquí sino del mundo entero.

No piensen que mi familia no me reclama soluciones a ese desastre todos los días.

No piensen que soy ciego y no veo el desespero, y peor que eso LA DESESPERANZA que a cada dia es mas común verla en los ojos de mi pobre gente que deambulan cual zombi por las calles de Cabimas, San Cristóbal, Maracaibo, Caracas, Guatire, Rio Chico y muchos otros mas.

Pero yo desde de mi confortable sombra no puedo hacer nada, porque soy PROSTITUCIONAL

Vi desde mi sombra como disparaban a mi pueblo impunemente desde el puente llaguno.

Vi desde mi cómoda sombra como mataron a Basil da Costa, a Robert Redman, a Jairo Johan Ortiz, a Gruseny y a Paola Andreína Ramírez Gómez.

Vi desde mi cómoda sombra como mataron a Neomar Lander.

Vi desde mi cómoda sombra como mataron a Alexandra Conopoi en una cola intentando comprar un pernil.

Vi desde mi cómoda sombra como mataron Juan Pernalete.

Vi desde mi cómoda sombra como asesinaron vilmente a Oscar Pérez.

Vi desde mi cómoda sombra como mataron a Luis, a Toño, a Jesus, a Maria, a Amelina y otros tantos nombres que preferí olvidar.

Pero no, nunca hice nada porque soy institucional.

Desde mi cómoda sombra alimenté al lobo invasor que se alimentó de mi pueblo, a cambio de que me dejará en mi sombra.

Hoy ese lobo esta en las puertas de mi casa, vino por mi…

Y a los únicos que puedo recurrir para que me defiendan es a esa pobre gente que yo las miraba con indiferencia desde mi cómoda sombra.

Esa gente sin poder, que yo ayudé a quitárselo a ellos.

Estoy grabando un video, pidiendo ayuda, con la esperanza de que esta gente salga a luchar por mi, así como los vi hacer, cuando yo estaba, armado y con tropa y podía haberles ayudado desde mi cómoda sombra.

Ahora, mirando por la ventana de mi celda, veo a mis familiares sufriendo bajo la sombra de un árbol, en la calle, me pongo a llorar y me doy cuenta que me encuentro donde merezco estar, en la cuarta zona del noveno circulo del infierno de Dante Alighieri.

Y desde aquí seguiré pidiendo ayuda, que me negué a dársela, aquí sigo, en una celda, a merced del lobo invasor desde mi nueva e incomoda sombra, PROSTITUCIONAL

-Escrita por Reinaldo dos Santos. @ReinaldoProfeta  * correjida por Dolartoday

Con informacion de: YV noticias

 

Noticias Diarias

Siga todas las noticias de Venezuela y el mundo por nuestras redes sociales tales como @noticiasdiarve y @Kennethherretes

Loading...