Skip to content
Noticias Diarias

Reclusas del centro penitenciario de occidente denuncian violación de derechos humanos

3 julio, 2019
Reclusas del centro penitenciario de occidente denuncian violación de derechos humanos

La denunca de las reclusas de la penitenciaria de Santa Ana en el estado Táchira no le permiten ingresar alimento desde fuera por lo cual han perdido mucho peso.

Las reclusas del Centro Penitenciario de Occidente sufren de hambre ya que no le permiten que los familiares puedan llevar comida. Estas presas han perdido hasta 20 kilogramos de peso. y solo reciben auyama y lentejas como alimento el cual esta hecho sin condiciones sanitarias, así como también pasan mucha sed ya que deben beber agua contaminada o no potable.

a continuación se coloca el texto de la denuncia de las reclusas del penal de Santa Ana en el estado Táchira.

Buenas noches, quiero hacer una denuncia pública por la violanción de derechos humanos en el Centro Penitenciario de Occidente (CEPOAN) – anexo femenino, Santa Ana – estado Táchira, Venezula. Actualmente las reclusas están viviendo una condición de vida precaria. No dejan ingresar mercados para que sean almacenados, sólo café y azúcar, el mercado restante que ingresa pasa a ser pertenencia de las mismas guardianas de la penitenciaría, por lo cual las reclusas no consumen los mercados que les son dejados por sus familiares. Tienen 1 sola visita cada mes y permiten el ingreso de un almuerzo que debe ser consumido durante la misma visita. La alimentación brindada por el comedor de la Penitenciaría es agua con sal y trozos de hauyama o lenteja, de desayuno y almuerzo, no se les proporciona cena, a raíz de esto se evidencia la extrema desnutrición en las reclusas, exponen que cuando el mercado llega, las mismas guardianas y la directora se distribuyen éstos alimentos. No reciben proteína animal (pollo, carne, atún) ni carbohidratos (harina, pasta, arroz), no hay prestación de servicios de salud, se han muerto hasta el momento cuatro señoras por la falta de atención médica, los medicamentos que son ingresados por los familiares se van extraviando de la enfermería. De igual forma, se presenta negligencia en la atención del tribunal, esto causa retrasos en los procesos penales y la  suspensión de traslados por supuesta falta de transporte. La directora de la penitenciaría de occidente (Anexo femenino) LEYDI OSORIO URBANEJA se ha negado desmedidamente ante las peticiones de las reclusas en cuanto a la entrada de alimentos que es lo mas imprescindible y lo que más las desespera, alega que ella recibe órdenes de no dejar entrar alimentos.
Esto es un llamado a las diversas comunidades a prestar atención a esta terrible situación y llegué a entes gubernamentales que puedan brindar una solución. El hambre las está matando. Claman ayuda por sus malas condiciones, por reconocimiento público para que se les diligencie una posible ayuda, han sido olvidadas en la incertidumbre y no tienen cómo comunicarse con el exterior más que por este medio, arriesgándose a ser reprendidas porque obligatoriamente viven bajo el régimen de estar incomunicadas, ésto dificulta la acción de hacerse notar.
A continuación adjunto imagen del desayuno y almuerzo antes mencionado.

a continuación el audio de la denuncia fue distorcionada para evitar castigos a las reclusas.

Las reclusas piden ayuda

A %d blogueros les gusta esto: