Si tienes un trabajo extenuante, podrías morir más pronto

0
174
Si tienes un trabajo extenuante, podrías morir más pronto
Si tienes un trabajo extenuante, podrías morir más pronto
Loading...

Como si su trabajo no fuera lo suficientemente difícil, una nueva investigación sugiere que los hombres con trabajos físicamente exigentes podrían estar en riesgo de una muerte precoz.

El aumento en el riesgo puede ser de hasta un 18 por ciento más allá del de un trabajador típico de oficina, señalaron los investigadores.

“Nuestros hallazgos sugieren que hay resultados de salud contrastados asociados con la actividad física ocupacional y del tiempo libre”, comentó el investigador líder, Pieter Coenen, del departamento de salud pública y ocupacional en el Centro Médico de la Universidad de VU, en Ámsterdam.

Los hallazgos son particularmente importantes porque muchas personas son muy activas en el trabajo, pero por lo general menos activas durante su tiempo libre, dijo.

“Entonces estos hombres, la mayoría de los cuales son de grupos socioeconómicos más bajos, están expuestos a una actividad física malsana en el trabajo, y solo se benefician en menor medida de los efectos positivos para la salud de la actividad física en el tiempo libre”, planteó Coenen.

Pero el estudio no pudo probar que la actividad física en el trabajo provoque una muerte precoz, añadió. “Para ser justos, todavía no estamos 100 por ciento seguros; se necesita más investigación”, anotó.

Cargando...

Además, no está claro si el tipo de trabajo físico tiene un impacto en el riesgo de fallecer, agregó Coenen.

Pero si especulo, puedo imaginar que los mineros de carbón, que encabezan la lista de la actividad física ocupacional, también se exponen a muchos otros peligros ocupacionales, dijo.

Mientras que estar físicamente activo por lo general es algo bueno y podría prevenir la enfermedad cardiaca e incluso algunos tipos de cáncer, un estilo de vida sedentario se considera malsano y se ha vinculado con un aumento de más o menos un 7 por ciento en el riesgo de malos resultados para la salud, apuntaron los investigadores.

Las directrices animan a las personas a participar en hasta 30 minutos de ejercicio de moderado a intenso al día, pero no distinguen entre las actividades laborales y las de ocio, anotó Coenen.

Para reducir el riesgo de muerte observado con el trabajo físicamente intenso, sugirió bajar el nivel de actividad en los trabajos físicamente exigentes.

Pero “una opción más fácil podría ser seguir animando a la gente a permanecer físicamente activa durante el tiempo libre”, planteó Coenen. “Esto podría ayudar a estos trabajadores a equilibrar los efectos negativos para la salud de la actividad física ocupacional con los efectos positivos de la actividad física en el tiempo libre”.

Para ver si una diferencia entre la actividad física en el trabajo o durante el tiempo libre afectaba a la salud, Coenen y sus colaboradores reunieron datos de 17 estudios ya publicados que incluyeron a casi 194,000 hombres. Los estudios fueron realizados entre 1960 y 2010.

Este tipo de estudio, llamado metaanálisis, permite a los investigadores detectar tendencias comunes y llegar a conclusiones que quizá los estudios originales no hayan buscado.

Los investigadores encontraron que los hombres cuyo trabajo era físicamente exigente tenían un riesgo de morir de forma precoz un 18 por ciento más alto en comparación con los hombres cuyo trabajo no implicaba mucha actividad física.

El aumento en el riesgo de muerte persistió incluso tras tomar en cuenta los niveles de actividad en el tiempo libre, encontraron los investigadores.

Aunque el aumento se observó en los hombres, no se detectó en las mujeres, dijo Coenen. “Nuestra hipótesis es que las mujeres por lo general trabajan en empleos menos físicamente activos”, dijo.

Un experto de EE. UU. señaló que los hallazgos tienen sentido.

“Todo el que haya pintado una casa o mudado unos muebles y que también hace ejercicio para mejorar su aptitud física sabe que hay una gran diferencia”, dijo el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención Yale-Griffin en Derby, Connecticut, y ex presidente del Colegio Americano de Medicina del Estilo de Vida (American College of Lifestyle Medicine).

El ejercicio está diseñado para ofrecer el mayor beneficio para la aptitud física al mismo tiempo que prioriza la comodidad, dijo Katz.

“Hay una gran competencia entre los fabricantes de equipamiento de ejercicio para ofrecer el ejercicio más intenso que también optimice la comodidad y la conveniencia”, apuntó.

Al contrario, el ejercicio por el trabajo con frecuencia es altamente repetitivo, estresa ciertas partes del cuerpo y no implica a otras, y puede ser bastante incómodo, dijo Katz.

Quizá haya un efecto adverso directo del estrés físico acumulativo a lo largo del tiempo, dijo.

Pero es más probable que los hombres asignados a los trabajos más físicamente estresantes no tengan alternativas viables, anotó Katz.

“Entonces, parece que el efecto adverso del trabajo realizado en el empleo podría, de forma adicional o incluso alternativa, ser el efecto adverso de la pobreza, el estrés psicológico, quizá la depresión, y otras diferencias en el estilo de vida inherentes a esos [tipos de trabajo]”, añadió Katz.

El informe aparece en la edición en línea del 14 de mayo de la revista British Journal of Sports Medicine.

DC

Noticias Diarias

Siga todas las noticias de Venezuela y el mundo por nuestras redes sociales tales como @noticiasdiarve y @Kennethherretes

Loading...