Suben a 10,8 millones de barriles de crudo de Pdvsa almacenados sin clientes luego de las sanciones

La petrolera estatal de Venezuela, PDVSA, ahora tiene 10,8 millones de barriles de crudo en muelles sin un comprador debido a las sanciones de EE. UU., según informes de terminales revisados ??por S&P Global Platts el jueves

Por DMB | lapatilla.com

PDVSA ha acumulado 10 envíos adicionales de crudo Mesa 30, Anaco Wax y Merey 16 sin comprador. Según los informes, hay tres cargamentos de 500.000 barriles cada uno de crudo Mesa 30 que tienen ventanas del 14 al 16 de marzo, del 22 al 24 de marzo y del 30 de marzo al 1 de abril.

PDVSA también tiene cinco cargamentos de Merey 16 con 500.000 barriles cada uno disponible en las ventanas del 11 al 13 de marzo, 16-18, 21-23, 26-28 y del 30 de marzo al 1 de abril.

También hay dos cargamentos de crudo de Anaco Wax de 500.000 barriles disponibles entre las ventanas del 13 al 15 de marzo y del 29 de marzo al 1 de abril.

Anaco Wax y Mesa 30 son crudos livianos con una gravedad API de 44.8 grados y 0.14% de azufre y 30.1 grados API y 1.04% de azufre respectivamente. Merey 16 es un crudo mejorado, diluido con crudo ligero con 16.4 grados API y 2.99% de azufre

Todos estos envíos están almacenados, sin destino asignado. No hay detalles de la ubicación de almacenamiento disponibles.

PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios el jueves solicitados de Platts.

Por lo general, PDVSA envía el crudo Mesa 30 y Anaco Wax para su procesamiento en las refinerías de El Palito y Puerto La Cruz, las cuales están fuera de línea, según informes técnicos obtenidos anteriormente por Platts.

PDVSA también envía Mesa 30 a Cuba como parte de acuerdos bilaterales.

Venezuela ha visto cada vez más limitaciones a su producción de crudo

Según informes anteriores vistos por Platts, PDVSA estaba ofreciendo 5,8 millones de barriles de crudo y petróleo crudo diluido debido a las sanciones de EE. UU.

Los clientes tradicionales de los grados venezolanos como Merey 16, Boscan, Bachaquero y petróleo crudo diluido no presentaron ofertas por nueve envíos programados entre marzo y junio. Chevron, Rosneft y Lukoil han liberado a PDVSA de los compromisos contractuales para que la empresa venezolana pueda buscar clientes en el mercado internacional para su crudo.

Pero las refinerías indias y chinas, los principales clientes de PDVSA en Asia, enfrentan dificultades para aumentar las importaciones de crudo venezolano desde sus niveles actuales en medio de las sanciones de EE. UU., ya que los comerciantes de petróleo están retrocediendo, las restricciones de pago se acumulan y el envío sigue siendo incierto.

Las refinerías asiáticas representaron alrededor del 40% de las compras de crudo venezolano antes de que el Departamento del Tesoro de los EE. UU. impusiera sanciones a PDVSA el 28 de enero. Luego de ser excluido del mercado estadounidense, se esperaba que PDVSA desviara más volúmenes a sus clientes de Asia. Hasta el momento, no ha habido un cambio significativo en el volumen de los barriles venezolanos hacia el este, de acuerdo con los datos de seguimiento de los buques y los accesorios de envío, en parte porque las entidades no estadounidenses todavía tienen hasta el 28 de abril para reducir sus transacciones de petróleo con Venezuela bajo el alcance de las sanciones.

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló las sanciones impuestas a PDVSA el 28 de enero que sirven como una prohibición de facto a las importaciones estadounidenses de crudo venezolano y una prohibición inmediata a las exportaciones estadounidenses de diluyentes a Venezuela. Las sanciones requieren que el pago de crudo de PDVSA se deposite en cuentas bloqueadas dentro de los Estados Unidos. Los fondos serían finalmente transferidos a un nuevo gobierno venezolano, liderado en forma interina por Juan Guaido cuando Nicolás Maduro cede el poder.

El 1 de febrero, el Tesoro también otorgó a las empresas no estadounidenses tres meses de plazo para cerrar las transacciones con PDVSA que involucran al sistema financiero de los EE. UU., prohibiendo esencialmente las ventas de crudo y productos de PDVSA en dólares.

Deja un comentario