Tipos De Hambre Que No Te Dejan Bajar De Peso

0
84
Tipos De Hambre Que No Te Dejan Bajar De Peso
Tipos De Hambre Que No Te Dejan Bajar De Peso

¿Comes con los ojos? No, no es broma, en verdad podemos hacerlo… y lo más seguro es que TÚ lo has hecho una que otra vez. De acuerdo a un estudio de nutrición, se identificaron 7 tipos de hambre, y aquellos que ignoran los más importantes, son los que terminan subiendo de peso.

Hambre de ojos

El motivo: Todos los videos de facebook que ves en tu muro. Oh sí, sabes de lo que hablo.

Tu estrategia: Pregúntate si sería suficiente comer una manzana. ¿No? No necesitas comida. ¿Sí? Saborea cada mordida para poder detenerte cuando estés satisfecha. Recuerda, el hambre está en TU mente.

Hambre de nariz

El motivo: El olor a pizza del restaurante de en frente

Tu estrategia: Si en verdad tienes hambre, no tiene nada de malo detenerse por una rebanada de pizza… aunque sería mucho mejor que ordenaras una ensalada de paso. Recuerda que el hambre te hará tomar decisiones apresuradas.

Hambre de corazón

El motivo: Tristeza, ansiedad, aburrimiento, en realidad cualquier sentimiento de incomodidad.

Tu estrategia: Si pasas a la cocina buscando algo qué comer, lo más seguro es que te estés comiendo tus emociones. Lo primero que tienes que hacer es identificar tus sentimientos, lidiar con el problema y, si al final sigues con hambre, buscar algo saludable.

Hambre de boca

El motivo: El antojo de algo cremoso, crujiente, frío, caliente, picoso

Tu estrategia: Ciertas texturas pueden ser psicológicamente satisfactorias, incluso cuando no tienes hambre. Averigua qué cualidades son las que te atraen y busca un sustituto más saludable. Por ejemplo, si quieres algo que cruja, en lugar de comprar unas papitas, busca un pan tostado.

Hambre mental

El motivo: El reloj

Tu estrategia: No tienes hambre, y por eso mismo no deberías acabarte tu lunch sólo porque sean las 12 de la tarde. Si en verdad tienes hambre, come tu lunch a la 1 hasta que estés llena.

Hambre celular

El motivo: Fatiga

Tu estrategia: Sentirte cansada provocará hambre… y no hambre de la buena, sino la que provoca antojos de algo grasoso, grande y pesado, lo cual te dejará aún más cansada. Mi recomendación es que tomes una siesta de 15 minutos para recuperar la energía, y luego comer algo con proteína.

Hambre de estómago

El motivo: Panza vacía

Tu estrategia: ¡Come! Mide tu hambre en una escala del 1 al 10. Si sólo te ruge la tripa antes de comer, prepara una snack. Y si te estás muriendo de hambre, llena tu plato.

 

Eme de Mujer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.