Tres sopas para entrar en calor

Tome nota de estas recetas perfectas para poner en práctica en días fríos.

Sopa de pan y pimientos

Ingredientes:

  • Tres pimientos verdes
  • Un tomate maduro
  • Tres dientes de ajo
  • Un poco de pan duro
  • Tres huevos medianos
  • Un litro y medio de agua
  • Aceite
  • Un poco de sal

Elaboración:

Sofría el ajo cortado en láminas con los pimientos y el tomate que previamente ha picado y retirado las pepitas. Hágalo en una sartén con muy poco aceite. Cuando esté, incorpore el pan troceado y el agua (que puede sustituirse por caldo casero). Déjelo cocer durante unos 20 minutos a fuego medio y siempre con la tapa puesta.

Mientras tanto, ponga a cocer los huevos y píquelos en trozos pequeños. Transcurridos los 20 minutos, échelos a la pota y deje que se cocinen durante seis minutos más. Eche sal al gusto.

Sopa de arroz con jamón

Ingredientes:

  • 300 gramos de arroz
  • Dos dientes de ajo
  • Dos ajos puerros
  • Un litro y medio de caldo de ave casero
  • Aceite de oliva
  • 150 gramos de jamón troceado
  • Sal
  • Perejil picado

Elaboración:

Coja una cazuela grande y añada un buen chorro de aceite. Póngala a fuego medio y, cuando esté caliente, eche el ajo picado y los puerros troceados y déjelo unos cinco minutos.

Cuando esté bien pochado, incorpore el jamón y el arroz. Cuando adquiera buen color, eche el caldo y déjelo cocer, al menos, durante 15 minutos. Eche sal al gusto y un poco de perejil picado.

Sopa de coliflor y queso

Ingredientes:

  • Una coliflor pequeña
  • Un litro de caldo
  • Una cebolla
  • Un poco de mantequilla
  • 275 mililitros de leche
  • Un poco de queso rallado
  • Sal y pimienta
  • Aceite
  • Picatostes

Elaboración:

Ponga a cocer el caldo en una cacerola grande y añada la coliflor en ramitos. Transcurrido un cuarto de hora, compruebe si esta está tierna. Si lo está, detenga la cocción, si no, espere un poco más.

Mientras tanto, coja otra cacerola y derrita un poco de mantequilla. Cuando lo haya hecho, ponga la cebolla cortada por la mitad. Déjela a fuego suave no más de cinco minutos.

Cuando la cebolla y la coliflor estén listas póngalas en el vaso de la batidora con un poco de caldo. Bata hasta conseguir una crema fina. Luego, eche esta a la cacerola del caldo junto a la leche y el queso y eche la sal y la pimienta al gusto. Póngalo a fuego suave durante unos tres minutos sin dejar que llegue a ebullición. Antes de servir, añada unos picatostes.

El Comercio (España)

Deja un comentario