Skip to content
Noticias Diarias

Yoga facial, la técnica que busca rejuvenecer la cara

10 noviembre, 2018

El entrenamiento facial basado en los principios del yoga mejora las arrugas de expresión y fortalece el rostro, según la pionera de esta disciplina

El yoga facial es una disciplina que tiene por objeto entrenar los músculos responsables de la mímica facial con fines estéticos. A la hora de entrenar la musculatura del rostro, Ara Rosón, pionera en esta disciplina y colaboradora de Arsenal Femenino, explica que se inspira en muchos de los principios del yoga, especialmente en el entrenamiento estático o isométrico. Con esta forma de entrenar la musculatura facial, la experta asegura que no se generan arrugas de expresión al practicarla, algo que ayuda a obtener resultados de rejuvenecimiento.

Existe una gran variedad de ejercicios de yoga facial. De hecho, en las formaciones para profesionales la experta enseña más de 60 ejercicios. Pero lo que hace diferente su método es, según explica Rosón, haber desarrollado una tabla de 10 ejercicios fáciles que pueden realizarse en apenas 10 minutos (incluso si tienes menos tiempo puedes hacer una tabla completa en poco más de 3 minutos). «Lo interesante de la musculatura facial es que está conectada entre sí de forma que los distintos ejercicios actúan en sinergia unos con otros», aclara Ara Rosón, quien comenta que eso explica los buenos resultados de este tipo de «lifting facial».

Cómo iniciarse en el yoga facial

La experta en yoga facial aconseja iniciarse de la mano de un profesional y practicar la tabla completa. En la fase de aprendizaje aconseja entrenar a diario durante un periodo de tres semanas, con objeto de crear un hábito y así integrar el entrenamiento facial en nuestra rutina de cuidado personal diario. Una vez nos dominemos la tabla de los ejercicios, recomienda entrenar de dos a tres veces por semana, la misma recomendación que para el resto del cuerpo.

Causas del envejecimiento del rostro

Como explica en su obra «Yoga facial con Ara Rosón, belleza más allá de tu piel», entre las causas que explican el envejecimiento del rostro está, por un lado la pérdida de densidad de los tejidos del rostro (hueso, musculatura, grasa y piel); y por otro, el efecto de la fuerza de la gravedad sobre los tejidos. También influyen las arrugas de expresión. «Debajo de una arruga de expresión hay músculos contracturados, lo que ocurre es que no somos conscientes de ello porque a diferencia del resto del cuerpo, en la cara las contracturas no duelen. Pero nos dejan huellas bien visibles: líneas horizontales en la frente, verticales en el entrecejo, alrededor de los ojos y boca, etc», explica Rosón.

¿Puede rejuvenecer entrenar la cara?

Un entrenamiento facial bien programado y dirigido es efectivo para prevenir y tratar el descolgamiento facial, esa sensasión de que «la cara se cae». Así, el yoga facial es, según revela Ara Rosón, un método que estimula los tejidos, fortalece los anclajes naturales del rostro y mejora las arrugas de expresión. «El resultado es un rostro con los rasgos más elevados y expandidos y una expresión facial más relajada y compensada», revela. Por último, la experta insiste en que la clave del éxito del entrenamiento facial es iniciarse de la mano de profesionales y ser constante.

 

ABC

A %d blogueros les gusta esto: